Entradas

Cómo determinar si los alumnos están aprendiendo

Históricamente se ha considerado que el examen era la mejor manera de evaluar si un estudiante está aprendiendo lo enseñado. Hoy sabemos que esto no es así, pues en el proceso de enseñanza y aprendizaje el maestro y el alumno deben ser socios.

Ni las herramientas ni la tecnología que los estudiantes usan para aprender tienen el mayor impacto en su proceso de aprendizaje, sino que lo que marca la diferencia es que entiendan qué están aprendiendo, cómo poner ese aprendizaje en sus propias palabras y cómo conectarlo con aprendizajes anteriores y futuros. De modo que para comprender si un estudiante está aprendiendo, como recomienda el experto en educación Steven W. Anderson, puede hacerse a sí mismo estas 4 sencillas preguntas.

1. ¿Qué estoy aprendiendo?

Antes de que comience la lección, los alumnos necesitan saber qué están aprendiendo, y lo que es más importante, cómo lo que aprenden se conecta con algo que ya saben.

Los estudiantes deben poder entender y explicar lo que están aprendiendo con sus propias palabras y los docentes deben ser claros y concisos en sus enseñanzas.

2. ¿Cómo sabré que lo estoy haciendo bien?

A menudo es un misterio para los estudiantes saber si lo están haciendo bien en su esfuerzo por aprender. Por ello se someten a exámenes. Pero los criterios de éxito son más profundos y van más allá de las pruebas porque no solo se enfocan en el resultado, sino también en el proceso.

La experta en evaluación formativa Shirley Clark explica que los criterios de éxito necesitan ser conocidos y compartidos y que deberían ser los mismos para todos los estudiantes. Además, su definición permite a los alumnos identificar el éxito por sí mismos, así como dónde están las dificultades y monitorear su propio progreso.

3. ¿Cuál es mi próximo paso en mi proceso de aprendizaje?

El proceso de enseñanza no solo debemos centrarlo en el antes y durante sino también en el después. Los estudiantes deben saber dónde se encuentran en su ruta de aprendizaje y hacia dónde se dirigen a continuación. Esto les da la oportunidad de sacar conclusiones sobre su propio proceso de aprendizaje y sobre cómo lo que aprenden los llevará al siguiente nivel.

4. ¿Cómo comunicaría lo que he aprendido a otros?

Muchas veces no se tiene en cuenta cómo comunicar lo aprendido. Pero si miramos atrás, antes de la imprenta el aprendizaje se compartía a través de las palabras. Aunque ahora tenemos libros y medios de comunicación aún más rápidos y de mayor alcance, como las redes sociales, para aprender y crecer es recomendable que los estudiantes no solo comprendan lo aprendido, sino también que lo compartan con otras personas más allá de las paredes del aula. Esa comunicación puede hacerse en forma de post en un blog, una web, podcasts, vídeos, etc. Pero el hecho es que comunicar ese aprendizaje a otro es una de las formas más poderosas para consolidar lo que saben y cómo lo saben.

Fuente: mheducation.e

La música y el cerebro adolescente

¿Sabías que la música te hace más listo, más productivo y más feliz? Y que escuchar música está fenomenal pero tocarla, ¿aún más? Hoy te contamos el efecto de la música en el cerebro adulto y adolescente. Algo más a compartir con tus hijos. 

Desde que el hombre es hombre hasta hoy día, la música tiene un efecto poderoso, transformador e incluso unificador. Pero solo ahora, con los avances neurocientíficos, no hemos sabido cómo medir los efectos que tiene en nuestro cerebro. Hoy, queremos contarte por qué las personas más musicales son más saludables, y cómo la música nos ayuda a combatir el estrés. Algo que, en estos tiempos tan convulsos y cambiantes, es muy recomendable.

¿Sabías que el interés que provoca la música y el cerebro es tal que existe una nueva especialidad neurocientifica? Se llama neuro-musicología.

Los neuro-musicólogos sienten fascinación por músicos profesionales, y poder comparar sus cerebros con aquellos que no tienen ninguna formación musical. Y los resultados son que los músicos profesionales tienen cerebros mucho más grandes, mejor conectados y más sensibles que el resto de los mortales y gozan de una memoria superior, y más flexibilidad cognitiva, entre muchas otras cosas. Pero solo esto, se traduce en decisiones más informadas, una capacidad de concentración increíble y una mayor producción de dopamina, el neurotransmisor de la felicidad.

Si vosotros o vuestros hijos adolescentes no sois músicos, no os preocupéis. Nunca es tarde para aprender y, en el peor de los casos, escuchar música también tiene efectos positivos para todos. Con ayuda de estos expertos, aquí te lo contamos.

Beneficios de escuchar música, avalados por la ciencia

  • Mejora el humor y empodera, porque reduce el estrés al reducirse la hormona encargada de la tensión nerviosa. Incluso escuchar música triste es bueno ya que es catártico, facilitando la toma de contacto con tus emociones.
  • ​Estimula la formación de químicos cerebrales que produce la dopamina, como citamos anteriormente y la oxitocina, la molécula que nos ayuda a compartir, empalizar y confiar en otros.
  • Aumenta la productividad y la concentración. Estudios han demostrado que los cirujanos que escuchan música mientras operan, se sentían menos estresados y trabajaban mucho mejor.
  • Hace que aprendas mejor y más rápido. Alumnos que tocan un instrumento o participan en talleres o clases de música, rinden mejor, desarrollan aún más su inteligencia espacial.
  • Imprescindible para aquellos con pasión por las matemáticas, ingeniería, informática y arquitectura-, su vocabulario, su creatividad e incluso mejoran sus notas.

Sabiendo esto, a ciencia segura, ¿a qué estamos esperando para aprender a tocar un instrumento o a apuntarnos a una clase de música? Recuerda que hoy en día, no es necesario tener dinero para aprender a tocar un instrumento. Con los tutoriales gratuitos en Internet, muchas ganas y perseverancia, hoy en día, no hay excusa ninguna. Además, podría ser una actividad que podáis compartir.

 

Fuente:  https://www.educo.org/Blog/La-musica-y-el-cerebro-adolescente

El papel del docente en la motivación al aprendizaje

Ruth Vera

A partir de décadas anteriores y hasta la actualidad, hemos señalado que uno de los problemas fundamentales, entre otros, que afecta el proceso de enseñanza-aprendizaje es la desmotivación del docente en el estudiante. Esto se debe a que muchos profesionales muestran desinterés a la hora de desarrollar su papel docente en las distintas asignaturas. Esto se evidencia a la utilización inadecuada de materiales didácticos y a la permanencia de metodologías poco novedosas que suelen parecer aburridas o tradicionales, y que conlleva al estudiante a no lograr aprendizaje significativo.

El docente es la persona que monitorea y sirve de guía al proceso de formación de los alumnos. Este debe ser quien incentiva a alcanzar sus metas de la mejor manera posible y debe motivar día a día para la mejora de los aprendizajes, a través de los conocimientos necesarios en este proceso. Si usamos la motivación en todo tiempo -antes, durante y después del proceso de enseñanza-, se impulsará al estudiante a realizar lo necesario para lograr sus metas a corto y a largo plazo.

Como bien establece Ospina (2006) la motivación se establece como el motor del aprendizaje; es esa chispa que permite a los actores del proceso educativo encenderlo o apagarlo, generando un conocimiento exitoso o improductivo. Es por eso que un docente motivado, que genera confianza a sus estudiantes y aplica estrategias debidamente, despertará el interés necesario para lograr que el estudiantado alcance todo lo que se proponga, tanto a nivel cognitivo como emocional.

Para lograr una motivación constante en los alumnos es necesario tomar en cuenta varios puntos: primero, la actitud y la preparación por parte de nosotros los docentes hacia ellos. Cuando mantenemos un clima afectivo y un ambiente de confianza, los estudiantes generan una buena impresión hacia el maestro. Segundo, mantener siempre un lenguaje adecuado en el que el estudiante sienta que está aprendiendo, y saber cómo desarrollar los recursos didácticos que pueden ser sus aliados a la hora de generar aprendizaje; y tercero, dejar evidencias del aprendizaje creado por el estudiante, ya sea evaluaciones sumativas o premios (acuse de recibo) donde el estudiante pueda sentir que no solo aprendió, sino que pudo demostrar lo aprendido y ser tomado en cuenta.

Además de todo esto, debemos recordar que no todos los discentes son motivados de la misma manera. Algunos son motivados de forma intrínseca y otros de forma extrínseca, por lo que es necesario siempre actualizar la manera en la que se motiva mediante las distintas actividades novedosas, y lograr identificar la mejor manera en la que cada estudiante puede aprender.

Si los estudiantes no están aprendiendo como nosotros estamos enseñando, procuremos enseñarles como ellos aprenden.

Mapamundi: todo lo que puedes enseñar a tus alumnos usando este recurso

A lo largo de la Educación Primaria, los niños harán una aproximación al mundo en el que vivimos, algo básico no sólo durante la etapa escolar sino a su vida adulta. El conocimiento del mapamundi para niños de Primaria comienza realizando un primer acercamiento al país donde viven para luego ir ampliando a más. Mapas físicos y políticos convivirán con ellos durante su etapa escolar. Poco a poco, los niños irán aprendiendo sobre geografía: océanos, ríos, mares, continentes, países, ciudades…

Mapa es un término que viene de la palabra latina mappa que se refiere a un dibujo que representa una región territorial. Los mapamundis son una herramienta cartográfica muy importante y útil a través de los cuales los niños pueden conocer y tener una idea más clara, visual y sencilla de cómo es el planeta donde viven y dónde se sitúan los mares, continentes, ríos, océanos, países y ciudades en el mundo.

Por lo general, los mapas se realizan sobre un elemento plano, aunque otra forma de aprender el mapamundi es a través del globo terráqueo, un mapa esférico que representa continentes, países, mares y océanos.

Para poder ampliar e imprimir estos mapamundis y que tus hijos aprendan geografía, sólo tienes que pinchar sobre los distintos mapas.

Mapamundi político para imprimir

Mapamundi para imprimir

A través de este mapamundi político, los niños podrán familiarizarse con los distintos continentes y, sobre todo, con los distintos países y sus capitales. Puedes enseñar a través de este mapa a tus hijos que existen dos tipos de fronteras: las naturales y las artificiales.

Las naturales usan un elemento de la naturaleza como una cadena montañosa o un mar para establecer un límite. Las segundas son líneas imaginarias que se trazan para delimitar los países. Las divisiones territoriales no siempre han sido las mismas y se suelen transformar en base a determinados sucesos históricos, políticos o económicos.

Mapamundi de océanos y continentes para imprimir

Mapamundi de océanos y continentes para imprimir

¿Cuántos océanos hay en la Tierra? A través de este mapamundi para niños de primaria, podréis comprobar cuántos son y dónde está situado cada uno. Además, podéis utilizar este planisferio para situar los 57 mares que existen en el mundo.

Mapamundi físico para imprimir

Mapamundi físico para imprimir

A través de este mapamundi físico para niños de primaria, podrán aprender que este tipo de mapas sirve para conocer mares, montañas, desiertos y cualquier otro accidente geográfico. Así podrán diferenciar un mapa político de uno físico. Estos mapas son realizados por los cartógrafos y se representan utilizando diferentes colores que representan la altitud o profundidad del terreno.

Por ejemplo, las montañas o cordilleras más altas se pintan en un color marrón más oscuro, los mares en azul claro y los océanos en color azul más oscuro.

Mapamundi de los principales ríos del mundo para imprimir

Mapamundi de ríos para imprimir

El 3,5 por ciento del planeta equivale a agua dulce, son los ríos, lagunas, riachuelos o afluentes. De entre todos ellos, hay algunos ríos que destacan sobre los demás: porque son más caudalosos, porque son muy largos, porque son muy profundos o porque pasan por ciudades emblemáticas. En este mapamundi para niños podréis detectar los más importantes ríos del mundo.

Mapamundi en blanco y negro para imprimir y rellenar

Mapamundi en blanco y negro para imprimir

Este mapamundi para niños está en blanco, por lo que puedes imprimirlo y dejar que tu hijo lo vaya completando. Una estupenda manera de aprender los países, continentes, mares y océanos.

5 beneficios de pintar mapamundis para los niños

Colorear los mapamundis no solo es una forma para que los niños aprendan a diferenciar las distintas partes y lugares del planeta, como también un ejercicio muy beneficioso para su aprendizaje.

1. Aumenta la creatividad de los niños
Para distribuir los colores en un mapamundi los niños exige creatividad por parte de los niños. ¿Con qué color pinto cada continente? ¿Con qué color pinto los mares, los ríos y los océanos? Los niños aprenderán que para hacer una ‘lectura’ del mapa, es necesario designar un color para cada parte del mapa.

2. Mejora la coordinación motora de los niños
Pintar mapamundis estimula la coordinación motora fina de los niños. Aumenta su destreza manual y coordinará con más agilidad el ojo con la mano. Al pintar los contornos de los países y continentes los niños necesitarán más precisión en sus movimientos de la mano. Colorear mapamundis incrementará sus habilidades motoras.

3. Desarrolla el pensamiento lógico de los niños
Pintar mapamundis es una excelente herramienta para entrenar el pensamiento abstracto y la capacidad de los niños. Al investigar el mapamundi los niños formarán una imagen mental del planeta Tierra.

4. Estimula el aprendizaje de los niños
Los niños no solo aprenden a pintar y contornear las distintas partes del mapamundi sino que también se sienten más motivados y empujados a descubrir y conocer el mundo que les rodea.

5. Potencia la concentración y la atención de los niños
Pintar o colorear hace con que los niños logren enfocarse en el dibujo, evitando distracciones de su ambiente. Es una excelente herramienta para estimular el autocontrol emocional de los niños.

Cómo saber si tus alumnos están aprendiendo

¿Para qué se hace una evaluación? ¿Qué se pretende conseguir con ella? El protagonista del aprendizaje es el que aprende, no el que enseña. De la misma manera, el protagonista de la evaluación debe de ser la persona evaluada. Quien aprende tiene que saber si ha aprendido o no y cuál es la causa.

Una evaluación, según señala la Real Academia de la Lengua en su definición, es la valoración de conocimientos, actitud y rendimiento de una persona o de un servicio. Si nos centramos en el ámbito de la educación, la evaluación debería de contemplar tres aspectos fundamentales: detectar los problemas del alumno, entenderlos y tomar decisiones para ayudarle a mejorar.

La evaluación como herramienta de reflexión y de mejora

Esta idea la comparten muchos profesionales de la educación, pero pocos lo han defendido con la perseverancia y el rigor de Neus Sanmartí: “Debemos tener en cuenta que lo importante de la evaluación es que nos ayude a aprender y, por tanto, los criterios de evaluación han de posibilitar comprender las razones de las dificultades y orientar sobre cómo superarlas. En este sentido, una buena rúbrica es un instrumento idóneo para compartir criterios de evaluación.”

Así, la evaluación no trata solamente de exámenes y calificaciones, sino que también permite al profesor conocer si se han cumplido los objetivos establecidos, distinguir los diferentes ritmos de aprendizaje, los progresos, las dificultades y las diferentes necesidades de sus alumnos.

Por otro lado, al alumno le permite reflexionar sobre sus actitudes y conductas adquiridas, además de promover su autonomía y su sentido de la responsabilidad. Es pues una herramienta de planificación de su proceso de aprendizaje y, a través de ella, es más consciente de sus avances y/o dificultades.

La autoevaluación permite al alumno emitir un juicio de valor sobre su aprendizaje

Por su parte, la autoevaluación permite que el propio alumno pueda emitir un juicio de valor sobre su desempeño en alguna actividad o tarea, sobre su aprendizaje de conceptos y también en lo relativo a la adquisición de habilidades. No consiste en que se ponga una simple nota, sino en que reflexione sobre el proceso de aprendizaje y lo comprenda.

Es una valiosa herramienta que puede ser utilizada no solo en el ámbito escolar, sino también en la vida laboral y cotidiana. De ahí que la autoevaluación del curso deba ser constante y periódica en el tiempo de duración de un curso.

Como hemos visto, en los procesos de formación, es importante saber el ritmo al que evoluciona la comunidad. Así como la implicación y el aprovechamiento del curso que están haciendo los participantes. Esto puede ayudar al profesor a tomar decisiones que mejoren el proceso.

El “seguimiento de alumnos” y las gráficas, muestran estadísticas de participación, entre ellas las evaluaciones. Entregas, puntos recibidos, puntos comparados con la media del curso… Poder adaptarnos a las necesidades de los participantes es una mejora que repercute tanto en la calidad de la formación como en la motivación del alumno por aprender. Por eso es importante que la plataforma de aprendizaje en la que se realice la formación contemple aspectos tanto metodológicos como prácticos.

Además, ponemos a disposición de los profesores un apartado de Recursos Pedagógicos en el que pueden encontrar información de interés para la realización de sus cursos, tanto en nuestra plataforma como en otras. Dentro de ellas, todos los interesados en mejorar las técnicas de evaluación tienen a su disposición la “Guía: la evaluación en la formación online”, donde pueden profundizar en este proceso además de conocer diferentes técnicas.

Fuente: https://neurok.es/

Salir del último lugar de la prueba PISA

Juan Ariel Jiménez
Santo Domingo

Cada tres años los informes internacionales de aprendizajes de los estudiantes nos traen malas noticias. Tanto en la evaluación mundial PISA como en la evaluación latinoamericana ERCE, la República Dominicana sale en los últimos lugares del ranking de sistemas educativos, incluso por debajo de países con menor nivel de desarrollo económico como Nicaragua, Paraguay o Marruecos.

Y lo que es peor, el porcentaje de estudiantes dominicanos que obtienen calificaciones satisfactorias es extremadamente bajo. Por ejemplo, según la evaluación ERCE 2019, solo un 7% de los niños de tercero de primaria tiene un buen dominio de las matemáticas, mientras que en sexto de primaria dicho porcentaje apenas llega al 2%. A modo de ejemplo, esto implica que de los 189,030 estudiantes que en 2019 estaban en sexto, solo unos 4,200 hubiesen “pasado la prueba con buenas notas”.

Estos datos contrastan con todo el talento y creatividad que vemos diariamente en las niñas y los niños dominicanos, a quienes diariamente el sistema educativo les falla en ayudarlos a desarrollar todo su potencial. En pocas palabras, quien verdaderamente se ha quemado en las pruebas nacionales e internacionales es el sistema educativo dominicano.

Ante esta situación, es importante hacerse la pregunta: ¿cómo lograremos salir del último lugar de las pruebas PISA?

Luego de décadas de investigación y experimentación respecto a los aprendizajes de los estudiantes, casi todos los países y la mayoría de los expertos han concluido con la misma palabra: docentes.

Quien mejor resume todo lo que se ha aprendido sobre el tema es Eric Hanushek, al afirmar que “solo hoy, a diferencia de la década de 1950, tenemos una idea clara de lo que se necesita para mejorar el desempeño de los estudiantes. La calidad de los maestros en nuestras escuelas es primordial: ningún otro aspecto es tan importante para determinar el rendimiento de los estudiantes. Las iniciativas que hemos enfatizado en las discusiones de política (reducción del tamaño de las clases, renovación del plan de estudios, reorganización del horario escolar, inversión en tecnologías) están muy por debajo del impacto que los buenos maestros pueden tener en el aula”.

A modo de ejemplo, una investigación en Tennessee mostró que si se asigna un grupo de estudiantes a un docente altamente efectivo, al cabo de tres años esos estudiantes estarían en el 20% de notas más altas en el distrito escolar. Por el contrario, si ese mismo grupo de estudiantes es asignado a un docente con bajo rendimiento, luego de tres años estarán entre el 30% de notas más bajas del distrito escolar.

Para lograr transformar el sistema educativo dominicano se requiere trabajar fuertemente en la valoración, motivación, desempeño y disponibilidad de recursos de nuestros educadores.

Es necesario lograr que las nuevas generaciones de maestros tengan un alto nivel, razón por la cual la regulación de la formación docente es tan importante. Dicha regulación debe establecer altos requerimientos de ingreso a las carreras relacionadas a educación, y contener estrictas exigencias tanto a las universidades que imparten carreras relacionadas a educación como a los estudiantes de dichos programas.

Un paso de avance se dio con la implementación de la Normativa 09-15 y el programa de becas de docentes de excelencia, al punto que prácticamente todos los egresados de dichos programas aprueban el concurso de oposición, y en muchos casos se gradúan con los índices más altos de su promoción universitaria.Por otro lado, los profesores que actualmente están en las escuelas pueden mejorar su desempeño con programas de capacitación centrada en el aula, donde un acompañante experto observa al maestro para detectar las oportunidades de mejora y trabajar con el docente en las correcciones puntuales que pueden mejorar su estrategia pedagógica. En ese sentido, los programas pilotos que en 2014-2016 implementó el INAFOCAM en algunos distritos educativos dieron buenos resultados.

Adicionalmente, realizar evaluaciones de desempeño con regularidad permitiría que cada educador tenga su plan personalizado de autodesarrollo, siendo responsable de su proceso de mejora profesional.

Y no menos importante, los maestros y maestras de alto desempeño deben ser recompensados, tanto de manera económica como social. De esta forma, los buenos docentes podrían mejorar su situación económica sin necesidad de salir de las aulas y sin necesidad de esperar un aumento generalizado de sueldos por protestas del sindicato.

Estas son solo algunas ideas de cómo mejorar la política docente, y aunque hay muchas otras opciones, en cualquier caso lo importante es priorizar el aprendizaje de los estudiantes e implementar políticas públicas basadas en evidencias.

Desarrollar y mantener una buena política docente permitiría no solo que salgamos del último lugar de PISA, sino lo más importante, permitiría que como país le demos la oportunidad a millones de niños y niñas de llegar a ser la mejor versión de ellos mismos.

Siete ventajas del aprendizaje basado en proyectos

El aprendizaje basado en proyectos es una metodología que reta a los alumnos a convertirse en protagonistas de su propio aprendizaje mediante la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. Mucho más motivador que los métodos tradicionales, ayuda a los alumnos a desarrollar las competencias clave del siglo XXI y a alcanzar un aprendizaje significativo. A continuación, te presentamos otras de sus ventajas destacadas. ¿Te animas a aplicarlo en tus clases?

VENTAJAS DEL APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS

Las ventajas del aprendizaje basado en proyectos son innumerables. A continuación destacamos algunas:

1. Motiva a los alumnos a aprender. El profesor despierta la curiosidad del alumno mediante elementos ligados a su realidad que lo estimulan a investigar y aprender.

2. Desarrolla su autonomía. Los alumnos son los protagonistas del proceso: planifican el proyecto, distribuyen las tareas, ponen las ideas en común, toman sus propias decisiones y elaboran el producto.

3. Fomenta su espíritu autocrítico. Alienta a los alumnos a evaluar su propio trabajo y a detectar fallos en el proceso de trabajo con el objetivo de que aprendan de sus errores y mejoren los resultados en un futuro.

4. Refuerza sus capacidades sociales mediante el intercambio de ideas y la colaboración. Los alumnos ponen en común las ideas, debaten y acuerdan decisiones. Mediante el aprendizaje colaborativo, se apoyan los unos a los otros para aprender y conseguir un objetivo común.

5. Facilita su alfabetización mediática e informacional. Durante la investigación desarrollan su capacidad para buscar, seleccionar, contrastar y analizar la información.

6. Promueve la creatividad. Deben poner en marcha todas las estrategias e ideas posibles para elaborar un producto que dé respuesta a la cuestión planteada. Así, pueden realizar videos, campañas, maquetas, folletos o cualquier otro elemento que apoye su respuesta. Cuanto más original sea el producto, mejor.

7. Atiende a la diversidad. Estimula tanto a los estudiantes con problemas de aprendizaje como a los alumnos más avanzados o superdotados. A los primeros les ayuda a aprender mediante la interdependencia positiva con sus compañeros, mientras que a los segundos les abre todo un campo de posibilidades para desarrollar plenamente sus capacidades.

Fuente: aulaplaneta.com

‘Mi cabello no afecta mi aprendizaje’, dicen los niños; sí afecta: los papás

‘Si, si afecta, no aprenden reglas, no aprenden límites, no aprenden respeto, no aprenden tolerancia, no aprenden disciplina, no aprenden autocontrol, no aprenden a diferenciar situaciones, lugares y personas, ¡no pueden estar por la vida haciendo lo que quieren!’

Una franca polémica se está generando en la sociedad, debido a la permisividad escolar, pues los estudiantes, de acuerdo con lo recomendado por el Consejo Nacional de Prevención de la Discriminación, Conapred, pueden asistir con el cabello largo o inclusive pintado, y nadie les puede impedir su derecho a la educación.

El pasado 19 de agosto, el Conapred informó que del 3 de enero al 5 de agosto, recibió 487 casos relacionados con peticiones de las y los jóvenes de secundaria, preparatoria y universidades a quienes se les negaba el ingreso a los planteles por acudir con el cabello largo. Unas las analiza y otras las resuelve.

“Deben ser respetados los derechos a la educación y al libre desarrollo de la personalidad de niñas, niños y adolescentes en las instituciones escolares”, argumentó el Conapred. Así, las escuelas no pueden prohibir el pelo largo o pintado.

Tremenda postura que ha levantado ámpula en diversos sectores de la sociedad.

El artículo tercero Constitucional garantiza el derecho a la educación para cualquier persona; Conapred llama a evitar cualquier discriminación y a garantizar derecho al libre desarrollo de la personalidad

“Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a que se proteja su dignidad y se garantice su desarrollo integral”, precisó el Conapred.

De esta manera, los reglamentos escolares provocan polémica al impedir a estudiantes el acceso a las escuelas por tener el cabello largo o pintado, o tatuados o con piercing. Adolescentes y jóvenes consideran que es violatorio de su derecho a la educación.

Inclusive, algunos maestros se adhieren a la modernidad educativa y colocan, como es el caso de esta nota, letreros alusivos al derecho ganado.

“Mi cabello no afecta mi aprendizaje”, dice la cartulina colocada en la puerta de un salón de clases.

Sin embargo, la realidad es otra. Hay inquietud en los padres de familia, quienes se expresan en el siguiente sentido:

“Si, si afecta, no aprenden reglas, no aprenden límites, no aprenden respeto, no aprenden tolerancia, no aprenden disciplina, no aprenden autocontrol, no aprenden a diferenciar situaciones, lugares y personas, ¡no pueden estar por la vida haciendo lo que quieren!

“Lo que si aprenden es a ser caprichosos, chiflados y a no respetar. Y por ende … ser frustrados y con afectaciones psicológicas cuando se topan con lugares , establecimientos o personas que no se dejan y/o toleran sus actitudes.

“Si en el colegio de tu hijo no lo dejan y está necio y tú cómo padre de familia también… cámbialo de colegio o busca tener homeschooling ya que en su casa si puede hacer lo que quiera.

“Qué molesto tener que andar educando a niños y padres de familia a estas alturas.

“Deja que el colegio/escuela haga su trabajo… educar”.

 

Una vez más dos bandos dividen la línea educativa y al parecer son posturas irreconciliables. En entidades como Coahuila,, por ejemplo, las autoridades encargadas de garantisar los derechos humanos de la población, han conseguido que se sancione hasta con un año de prisión, a losm profesores que no dejen ingresar a un alumno por su aperiencia física.

“No hay que impedir el ingreso de estudiantes a las aulas porque porten cabello pintado con tintes llamativos o cuenten con el cabello largo; es mejor que en escuelas, más que la apariencia, se cuide la higiene”, refirió la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia A. C., al destacar que, para muchos padres conservadores, el impedir que sus hijos lleguen así a clases, es un tema que se enseña y se educa en casa.

Aurora González Tejeda, presidenta nacional de la FENAPAF, destacó que los presentes son nuevos tiempos y sin duda se debe trabajar en un esquema de inclusión y aceptación a las preferencias de vestuario y apariencia de todos los escolares.

Pese a la postura paternal, las reglas cambiaron y así permanecerán de ahora en adelante. Las escuelas no pueden prohibir el acceso a los niños, niñas y adolescentes que hayan decidido tener el cabello largo o teñido, o que no porten el uniforme, aunque las reglas de la institución lo prohiban. La Ley General de Educación establece que la educación en México debe ser inclusiva y respetar el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Fuente: https://www.excelsior.com.mx/

10 consejos para estimular el aprendizaje de la lectoescritura

El aprendizaje de los procesos de lectura y escritura es uno de los más importantes en la vida de las personas, con muchos matices y múltiples beneficios. Es la base de aprendizajes posteriores y es además motor de desarrollo del pensamiento, del lenguaje, y de la inteligencia. Dominar estos procesos es garantía de éxito en los estudios y en la vida.

La construcción del aprendizaje de estos conocimientos no es una tarea sencilla. En primer lugar los pequeños deben aprender la relación arbitraria producida entre cada letra y su sonido, deben aprender a realizar trazos y dominar nociones de orientación, pero la cosa no se queda aquí. Conocer las letras, sus sonidos y saber escribirlas no es saber leer y escribir; los pequeños deben dar un paso más y aprender a entender el sentido de lo que leen y a dar un sentido adecuado a lo que escriben.

Es fundamental estimular a los pequeños y guiarlos de forma adecuada para facilitar y potenciar la construcción de estos aprendizajes. Ya que con ello les damos la llave a un mundo mágico de aprendizajes, conocimientos y desarrollo, esencial para su vida adulta.

A continuación te presentamos 10 consejos para incentivar el trabajo de tus alumnos y alumnas.

1) Introduce al pequeño en el mundo de las letras de forma natural. No fuerces el aprendizaje cuando aún no esté preparado. Deja que el pequeño observe las letras, intente trazarlas y pregunte por ellas, pero no le presiones para su aprendizaje.

2) Aprovecha la curiosidad natural e interés del niño y/o niña. Busca objetos, cosas, que interesen al pequeño y aprovecha para introducirle la lectura. Puedes emplear por ejemplo animales que le gusten, juguetes, coches, personajes, etc. En edades tempranas bastará con mostrarle escrito las letras que forman el nombre del animal; más adelante podemos leer información sobre el animal con el pequeño, etc.

3) Muéstrale que las letras nos están rodeando continuamente, que estamos en un mundo de mensajes escritos de diverso tipo. Utiliza carteles de la calle, su nombre escrito, la lista de la compra, una invitación a una fiesta de cumpleaños, cuentos, etc. Ante cualquier escrito, le motivaremos diciendo “¿quieres saber lo que dice aquí? Ven conmigo que vamos a leerlo”.

4) Emplea actividades motivadoras y con sentido para los niños y niñas como forma de construir aprendizajes significativos. Trata de buscar textos que le interesen y despierten su motivación, por ejemplo si al niño o niña le gusta el fútbol, usa los nombres de los equipos de fútbol y de los jugadores. Intenta en todo momento aportar un sentido al aprendizaje, cuando le enseñes las letras no se las muestres aisladas, enséñale al pequeño que juntas forman palabras y un mensaje.

5) Evita caer en la reiteración y el aburrimiento. Emplea diferentes actividades, trata de hacer lúdico el aprendizaje a través de juegos.

6) Parte de las experiencias cotidianas de los niños y niñas. Para que comprendan la importancia de la lectura y la escritura, deben verlo como algo importante para su vida cotidiana, para ello puedes emplear las instrucciones de un juego, las explicaciones para montar su bicicleta, etc.

7) Haz que pierdan el miedo a las letras y que valoren lo que significan y lo que pueden hacer con ellas. Para ello muéstrales en todo momento el sentido de las letras, cómo forman palabras, cómo estas forman frases y cómo con todo ello podemos elaborar mensajes. Deja que sigan su propio ritmo de aprendizaje, no trates de imponerles que comprendan demasiadas letras, es mejor que vayan construyendo el aprendizaje poco a poco sin miedo y con ilusión. Enséñales que pueden hacer múltiples cosas con la lectura y escritura, puedes emplear por ejemplo los mensajes del teléfono móvil, despertarás su interés y le encontrarán un sentido.

8) Sírveles de ejemplo. Si quieres que lean, procura que ellos te vean leer. Ten siempre libros y textos escritos a su alcance.

9) Léeles en voz alta. Es una forma de hacerles comprender lo que los escritos nos transmiten, les inculcas el gusto por la lectura y te involucras con ellos en el proceso.

10) Ten paciencia con los pequeños; cuando escriban o lean si se equivocan no les hagas traumática la situación de aprendizaje. No les dejes que abandonen su tarea, pero emplea la paciencia y la comprensión.

 

Fuente:

https://educrea.cl/10-consejos-estimular-aprendizaje-la-lectoescritura/

EL ENCANTO DE LOS DIEZ PAÍSES MÁS PEQUEÑOS DEL MUNDO

 

Son minúsculos, con una superficie ínfima, pero pueden presumir de condensar en menos de 160 kilómetros cuadrados mucha belleza.

 

En el mundo hay un total de dieciocho  países cuya extensión nos supera a la superficie total de la ciudad de Madrid. Es decir, que no sobrepasan los 600 kilómetros cuadrados (la capital de España mide 604 km2). Es decir, que apenas tienen el tamaño total de una gran ciudad y, pese a ello una entidad política y turística propia.

 

El ranking de los países más pequeños de nuestro planeta está formado por estados independientes y, si se tuviera en cuenta ciertas regiones con otros grados de independencia política, este se ampliaría. Se trata de una lista que encabeza la Ciudad del Vaticano, el estado más pequeño del mundo y que también incluye el Principado de Mónaco, la República de San Marino, las islas de Nuaru y Tuvalu y el Principado de Liechtenstein; Andorra, con sus 468 km2 ocupa el 17º lugar en la lista de pequeños países.

 

SABER MÁS

Sin embargo, reducir su singularidad a su tamaño es algo que resulta injusto. A pesar de sus dimensiones, estos países son grandes en cuanto a atractivos. Ya lo dice el saber popular: los mejores perfumes se venden en envases pequeños. En esencia, el aroma de los países de esta lista evoca a playas paradisíacas, atolones remotos donde se paró el tiempo, grandes cantidades de arte, lujo, bellas postales y, cómo no, concienciación frente al cambio climático. No en vano, alguno de los países más pequeños del mundo también están entre los más expuestos a la subida de los niveles de los océanos por el calentamiento global.

 

CIUDAD DEL VATICANO

Superficie: 0,44 km2

Población en 2022: 799 personas

Nada más ni nada menos que 0’4 kilómetros cuadrados de extensión tiene el estado Vaticano que se ubica en el corazón de Roma. Fundado en 1929 y administrado por la Santa Sede, cuenta con 800 ciudadanos y su lengua oficial es el latín.  La basílica de San Pedro y los edificios adyacentes ocupan el 70% de su superficie.

MÓNACO

Superficie: 2 km2

Población en 2022: 39.783 personas

Con unos 35.000 habitantes y una superficie de 2,02 kilómetros cuadrados, Mónaco es uno de los países más densamente poblados. Prácticamente es una ciudad-estado, enclavada en la maravillosa Costa Azul, que linda con Italia y Francia. El casino de Montecarlo y la proyección pública de la monarquía monegasca son su cara más conocida, pero además este pequeño país alberga uno de los museos Oceanográficos más antiguos (1910) y destacados del mundo; varios jardines espectaculares y un casco antiguo desconocido y encantador con callejuelas estrechas y empedradas ideal para perderse.

NAURU

Superficie: 21 km2

Población en 2022: 10.947 personas

Nauru es un estado de Micronesia, en el océano Pacífico Central, y es el tercer país más pequeño del mundo. Suma una superficie de apenas 21 km2. Eso no significa que haya pasado desapercibida, pues a lo largo de su historia, Nauru ha pasado por ser protectorado británico, australiano e, incluso durante la II Guerra Mundial fue ocupada por Japón. Finalmente, logró la independencia de Australia en 1968. Hoy con algo más de 10.000 habitantes, posee un idioma propio: el nauruano.

TUVALU

Superficie: 26 km2

Población en 2022: 12.096 personas

Tuvalu es un conjunto de islas que antaño se conocían como Islas Ellice. A mitad de distancia entre Hawái y Australia, es la tercera nación independiente con menos población del mundo. Además se distribuyen en atolones, por lo que sus habitantes se podrían considerar casi como náufragos que a duras penas subsisten de lo que les da el mar y el intercambio comercial, puesto que la nación tiene una completa carencia de otros recursos naturales más allá del coral y de los cocos. Es una de las poblaciones mundiales más expuestas a los efectos del calentamiento global.

SAN MARINO

Superficie: 61 km2

Población: 34.085 (2022)

Rodeado completamente por terrario italiano, San Marino, ocupa una superficie de 61 kilómetros cuadrados y su fundación se remonta al año 300. Su nombre oficial es la Serenísima República de San Marino y a pesar de sus dimensiones tiene tres de sus hitos incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad: el casco antiguo de San Marino y de Borgo Maggiore y el Monte Titano, en la imagen.

 

LIECHTENSTEIN

Superficie: 160 km2

Población: 38.326 (2022)

El más grande de los pequeños tiene una superficie de 160 kilómetros cuadrados. Rodeado de cumbres alpinas, entre Austria y Suiza, la capital del país es Vaduz y la ciudad más poblada es Schaan. Más famoso por ser un paraíso fiscal que por cualquier otra cosa, Liechtenstein posee un patrimonio cultural interesantísimo fruto de su ubicación en la encrucijada centroeuropea. Hoy se destaca también por sus vinos y sus museos de arte.

ISLAS MARSHALL

Superficie: 181 km2

Población en 2022: 59.016 personas

Un mito de los Mares del Sur cuyo nombre hace referencia al capitán John Marshall, jurista estadounidense que las visitó a finales del siglo XVIII. Además de ser uno de los países más pequeños del mundo  (cinco islas y 29 atolones que suman apenas una superficie de 190 km2) es también uno de los más jóvenes, pues se hizo con su independencia de Estados Unidos en 1990.

 

SAN CRISTÓBAL Y NIEVES

Superficie: 260 km2

Población en 2022: 53.881 personas

Dos islas de escasos 260 km2 forman una federación en pleno mar Caribe. Su historia moderna se remonta al segundo viaje a América de Cristóbal Colón, quien las ubicó en todos los mapas europeos. La más grande de las dos se llevó el nombre del navegante y la más pequeña, se llamó Nieves en referencia a las nubes blancas que se suelen acumular en la cumbre de su montaña volcánica. Lo que más abunda en el interior son kilómetros y kilómetros de caña de azúcar silvestre.

MALDIVAS

Superficie: 298 km2

Población en 2022: 555.074 personas

La República de Maldivas es una constelación de 1200 islas de las que apenas doscientas están habitadas. Con una superficie de 298 km2 es el país más pequeño de toda Asia. De la exportación de marisco y cuerdas ha sabido convertirse en un paraíso del turismo de lujo, el destino perfecto para buscadores de mares turquesas, submarinistas y novios de luna de miel.

MALTA

Superficie: 316 km2
Población en 2022: 444.033 habitantes

Formado por tres islas principales, dos de ellas (Malta y Gozo) con población estable, este archipiélago ubicado al sur de Italia es casi un milagro demográfico. Pese a no contar con ningún río, su posición estratégica en el corazón del Mediterráneo siempre fue un imán para diferentes civilizaciones y culturas que hallaron aquí un lugar de avituallamiento y, a la postre, de expansión. Aquí se hallan rarezas geográficas como la La Valeta, la capital más pequeña de la Unión Europea.

 

Fuente:

https://viajes.nationalgeographic.com.es/a/cinco-paises-mas-pequenos-mundo_9351#:~:text=Nada%20m%C3%A1s%20ni%20nada%20menos,lengua%20oficial%20es%20el%20lat%C3%ADn.