Escuela María Altagracia Franco (Doña Tatá) da cátedras de orden y disciplina

Se requiere formar hombres y mujeres comprometidos con su bienestar y el bienestar de los demás, con un sentido fuerte y profundo del significado de justicia y  equidad, como del conocimiento y asunción de lo que son sus derechos y deberes.

El centro educativo María Altagracia Franco (Doña Tatá), perteneciente a la Regional08 (Santiago), Distrito Educativo 03; es un modelo ante otros centros educativos. En el transcurso del año escolar, esta escuela realiza diversos proyectos con la finalidad de que sus estudiantes sean participes y protagonistas de su propio proceso de enseñanza y sean capaces de descubrir sus inteligencias.

Proyecto de formación artística

La formación artística contribuye al desarrollo integral de los niños, jóvenes y adultos; enriquece el desarrollo cognitivo y desarrolla habilidades y destrezas como la creatividad y la curiosidad. Durante los primeros años de vida los niños juegan, cantan, bailan y dibujan, de manera natural.

Proyecto lúdico

El juego es un medio valioso para adaptarse al entorno familiar y social. Durante el juego el niño/a comienza a relacionarse con otros niños, ejercita su lenguaje hablado y gestual, desarrolla y domina sus músculos… en definitiva, el juego desarrolla capacidades, aptitudes y habilidades. El juego es un medio valioso para adaptarse al entorno familiar y social.

Proyecto de Robótica Educativa

Que los niños comiencen a interactuar con el mundo de la robótica y la ciencia desde pequeños les aporta gran variedad de beneficios y herramientas que les serán muy útiles en el futuro.
Todas estas herramientas o proyectos robóticos que son utilizados son el reflejo de la innovación educativa que se está dando en diferentes Centros educativos. Utilizar la robótica educativa en el Nivel Primario es anticiparse al futuro y sin duda, cuanto más pequeños adquieren ciertos conocimientos o habilidades, más facilidades y destrezas tendrán.

El huerto escolar

Este programa contribuye al fomento de la agricultura escolar con la finalidad de ofrecer una alternativa que propicie el desarrollo intelectual, ético y social de los niños a partir de la interacción, investigación y reflexión de la naturaleza que los rodea, específicamente a través de actividades dinámicas y llenas de aprendizaje enmarcadas en la agricultura, como la siembra, plantación, cuidado y cosecha, entre otras actividades que se realizan en el  Área Agrícola  y un huerto que los niños tienen a su disposición para que tengan un contacto continuo y directo con la naturaleza.

Los huertos representan una forma de proporcionar bienestar a la naturaleza a través del cuidado de la tierra y la siembra de plantas que contribuirán a sostenibilidad de los seres vivos que habitan nuestro planeta.