Síguenos:

Cuando la vocación llama: el testimonio de Juana Mery Aragonés

- Advertisement -

Elizahenna Del Jesús

En el corazón de Villa Consuelo, en Santo Domingo, la Escuela Salesiana San Pedro Apóstol destaca por su enfoque único en la educación integral, fiel a la filosofía salesiana que la caracteriza. Al frente de esta misión se encuentra Juana Mery Aragonés, directora cuya vocación docente resuena con los principios fundacionales del centro. Con más de dos décadas de experiencia en las aulas y seis años liderando esta institución, Aragonés personifica el compromiso educativo que San Juan Bosco imaginó para las escuelas salesianas. En una conversación con Plan LEA, compartió cómo su dedicación se entrelaza con la misión salesiana, enfrentando los desafíos de mantener vivos los valores cristianos en el contexto de las exigencias educativas modernas, y cómo esta sinergia entre vocación personal y filosofía institucional se traduce en la búsqueda constante de la excelencia educativa.

“Nuestra misión es educar con un verdadero sentir cristiano, según la mística salesiana,” explica Aragonés con convicción. Su voz se llena de pasión al hablar de formar “seres libres y críticos, capaces de conocer su realidad y ser buenos cristianos y honrados ciudadanos.”

- Advertisement -

Para Aragonés, la educación va más allá de los libros. “Buscamos inculcar valores, responsabilidad y amor por lo que hacen,” afirma. Esta filosofía se refleja en cada rincón de la escuela, desde la planificación colaborativa hasta la toma de decisiones en equipo.

Uno de los mayores retos que enfrenta Aragonés es la integración de las familias en el proceso educativo. “Lo abordamos con diálogo y comunicación efectiva,” señala. La escuela ha creado espacios como la Asociación de Padres y la Escuela de Padres para fortalecer este vínculo crucial.

- Advertisement -

La innovación es otro pilar de su gestión. Aragonés habla con entusiasmo de la reciente participación de la escuela en la Semana de la Geografía de Plan LEA, Listín Diario y del Diplomado en STEM que cursan todos los docentes. “La tecnología es parte integral de nuestro currículo,” añade, “pero siempre enfocada en obtener resultados positivos.”

Para Aragonés, el éxito de un estudiante no se mide solo por sus notas. “Valoramos los cambios positivos en su comportamiento y cómo aplican sus competencias en la vida real,” explica. Esta visión integral del éxito estudiantil es un reflejo de su propia vocación docente.

Mirando al futuro, Aragonés tiene claros los desafíos: fortalecer la alfabetización, mejorar la interpretación lectora e integrar la robótica en el currículo. “Estamos formando a nuestros maestros para estar a la altura de estos retos,” afirma con determinación.

La pasión de Juana Mery Aragonés por la educación es palpable en cada palabra. Su compromiso con la formación integral de los estudiantes y su visión de una educación que trasciende las aulas son un testimonio vivo de lo que significa tener una verdadera vocación docente. Bajo su liderazgo, la Escuela Salesiana San Pedro Apóstol no solo educa, sino que inspira y transforma vidas.

Últimas noticias:

La increíble historia del profesor que perdió su bolígrafo rojo

Como cada domingo a las seis de la tarde, Profesor se sentaba frente a su escritorio para disponerse a corregir los exámenes que había...