Síguenos:

Todo sobre los tornados: qué son, por qué y cómo ocurren

- Advertisement -

Un tornado es un fenómeno meteorológico violento y destructivo que consiste en una columna de aire en rotación que se extiende desde una tormenta hasta el suelo. Los tornados son capaces de causar daños significativos en áreas relativamente pequeñas y ocurren con mayor frecuencia en ciertas regiones del mundo, como el centro de Estados Unidos, conocido como “Tornado Alley”.

¿Por qué ocurren los tornados?

Los tornados ocurren debido a una combinación de factores meteorológicos que crean las condiciones ideales para su formación. Aquí están los factores clave:

  1. Cizalladura del viento: La variación de la velocidad y dirección del viento en diferentes altitudes crea un entorno favorable para la rotación del aire.
  2. Corrientes ascendentes: Las corrientes de aire cálido y húmedo que ascienden rápidamente en la atmósfera contribuyen a la formación de tormentas severas.
  3. Supercélulas: Las tormentas conocidas como supercélulas, que tienen fuertes corrientes ascendentes y una estructura de rotación en su interior, son el caldo de cultivo ideal para los tornados.

¿Cómo se forma un tornado?

La formación de un tornado es un proceso complejo que implica varias etapas y condiciones meteorológicas específicas:

- Advertisement -
  1. Condiciones iniciales: Los tornados generalmente se forman a partir de tormentas severas conocidas como supercélulas. Estas tormentas tienen una fuerte corriente ascendente de aire cálido y húmedo que se eleva rápidamente.
  2. Desarrollo de la supercélula: La corriente ascendente de la tormenta, conocida como mesociclón, comienza a rotar debido a cambios en la velocidad y dirección del viento con la altura, un fenómeno llamado cizalladura del viento.
  3. Rotación en la tormenta: A medida que el mesociclón rota, puede estrecharse y aumentar su velocidad de rotación, formando una estructura en embudo en la base de la nube.
  4. Tornadogénesis: Si las condiciones son adecuadas, el embudo descendente toca el suelo, formando un tornado. Este proceso se llama tornadogénesis.

Características principales de un tornado

  • Forma: Los tornados suelen tener una forma de embudo, con la parte más estrecha tocando el suelo y la más ancha conectada a la nube.
  • Viento: Los vientos dentro de un tornado pueden alcanzar velocidades de hasta 300 km/h o más, capaces de destruir edificios, arrancar árboles y levantar vehículos.
  • Duración: La mayoría de los tornados duran menos de 10 minutos, pero algunos pueden persistir por más de una hora.
  • Tamaño: El diámetro de un tornado varía, pero generalmente mide entre 100 metros y 1 kilómetro.
  • Escala Fujita Mejorada (EF): Los tornados se clasifican en la Escala Fujita Mejorada (EF), que va de EF0 (vientos de 105-137 km/h) a EF5 (vientos superiores a 322 km/h), según la intensidad de los daños causados.

Impacto y precauciones

Los tornados son extremadamente peligrosos y pueden causar destrucción masiva en su camino. Es crucial estar preparado y conocer las medidas de seguridad en caso de una advertencia de tornado. Algunas recomendaciones incluyen buscar refugio en un sótano o una habitación interior sin ventanas y mantenerse informado a través de alertas meteorológicas.

Entender la formación y características de los tornados es esencial para aumentar la conciencia y preparación ante estos fenómenos naturales.

Últimas noticias: