Síguenos:

3 simples pasos para crear un buen plan de clase

- Advertisement -

La planificación es parte esencial de una enseñanza y aprendizaje efectivos. Lideramos una clase productiva, con alumnos enfocados en alcanzar los objetivos académicos cuando estos objetivos de aprendizaje están claros y los estudiantes tienen la oportunidad de sumergirse en actividades significativas que los ayude a mejorar sus habilidades. Las clases bien planificadas y creativas aumentan el rendimiento de los estudiantes y ayudan al docente a manejar mejor y más fácilmente su clase. Cuando los estudiantes entienden qué es lo que se supone que deben aprender, por qué lo deben hacer y cómo demostrarán lo que saben, hay pocas interrupciones y pérdidas de tiempo. Los estudiantes pueden gastar cada momento de la clase en actividades enriquecedoras y con propósito.

En este artículo damos algunos tips sobre cómo crear planes de clases efectivos para mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos y la dinámica de la clase.

1. Identificar los objetivos de aprendizaje, empezando por el resultado deseado.

La planificación de clase debe servir como una guía para el docente, en la planificación debe quedar claro para el docente:

- Advertisement -
  1. Qué deben aprender los estudiantes en esa clase;
  2. Por qué están aprendiendo eso y cómo lo van a aprender;
  3. Cómo van a demostrar lo que aprendieron.

El primer paso para planificar una clase efectiva es decidir cuál es el objetivo con la clase, qué habilidad se va a enseñar. Para esto los docentes deben tener claro los objetivos del Plan Común o los estándares específicos determinados por su órgano rector, para alinear sus objetivos a estos, también su materia y el nivel del curso. Luego, al identificar el objetivo de aprendizaje principal se puede enfocar en eso para el desarrollo del plan. Esencialmente, quieres empezar planificando con el objetivo final en mente y crear actividades que ayudarán a los alumnos a llegar ahí.

Un objetivo de aprendizaje describe qué es lo que el estudiante debe saber, entender, o ser capaz de hacer al final de la clase. Los docentes deben compartir los objetivos de aprendizaje con sus alumnos en un lenguaje amigable. Cuando un concepto es introducido por primera vez, los estudiantes pueden inicialmente envolverse en actividades más sencillas para construir su comprensión, como definir, identificar y citar. Cuando el conocimiento sobre un concepto se hace más profundo, los estudiantes pueden pasar tareas que requieran mayor complejidad, tales como analizar, sintetizar y diseñar.

- Advertisement -

Algunos ejemplos de posibles objetivos de aprendizaje incluyen:

  • Clase de castellano: Al final de la clase, los estudiantes deben ser capaces de analizar un artículo argumentativo e identificar la idea central del autor y los tipos de pruebas que este utilizó en su argumento, lo demostrarán con sus anotaciones y resumen.
  • Clase de historia: Al final de la clase, los estudiantes serán capaces de explicar cómo los avances tecnológicos durante la Primera Guerra Mundial afectaron a los soldados, lo demostrarán escribiendo un ensayo, apoyando el mismo con referencias a documentos que servirán de fuente primaria y secundaria.
  • Clase de matemática: Al final de la clase, los estudiantes serán capaces de plantear sistemas de ecuaciones para problemas de la vida real y resolverlas por los métodos a su elección, lo demostrarán con sus anotaciones en clase y respondiendo preguntas sobre su razonamiento en algunos problemas presentados.

2. Crear las actividades de aprendizaje y planificar la secuencia y el marco de tiempo adecuados que ayuden a alcanzar el objetivo de aprendizaje.

Para crear clases que se centren en el logro de los objetivos de aprendizaje, seguir el modelo de diseño atrasado es útil. Primero, se empieza a planificar con lo que en última instancia quieres que los estudiantes sepan. A continuación, se crea una secuencia de actividades, tareas, problemas, proyectos, presentaciones, etc., para que logren el objetivo académico propuesto. Después de identificar los objetivos de aprendizaje y las preguntas esenciales para tu clase, querrás decidir cómo presentarás la información a la clase. Se debe buscar diseñar actividades atractivas para ayudar a los estudiantes a desarrollar sus habilidades, alcanzar la competencia y evaluar si los estudiantes lograron los objetivos de aprendizaje.

Elegir cómo experimentarán los estudiantes el contenido de la lección

Hay varias formas en que los docentes pueden transmitir el contenido deseado a la clase, por ejemplo, presentar información con un Power Point o Google Slides durante una conferencia o discusión mientras los estudiantes toman notas. Los profesores también pueden pregrabar el contenido de la instrucción a través de videos que los estudiantes ven de forma asíncrona antes de la clase, en clase pueden poner las ideas en práctica con la orientación del docente y las actividades complementarias apropiadas.

Crear actividades para ayudar a los estudiantes a alcanzar su objetivo de aprendizaje

A continuación, diseñe tareas que ayuden directamente a los estudiantes a alcanzar los objetivos de aprendizaje planteados, se debe tener en mente que las tareas los preparen para ir dominando el tema o la habilidad, una vez diseñadas las tareas se debe definir el tiempo que tomará cada actividad para desarrollar adecuadamente esas habilidades necesarias. Es importantísimo determinar qué conocimientos básicos tienen los estudiantes sobre el tema, si necesitan algún contexto adicional antes de la clase y qué vocabulario necesitarán entender. Las tareas deben proporcionar a los estudiantes la oportunidad de practicar y colaborar con sus compañeros para adquirir las habilidades necesarias, con comentarios constructivos por parte del docente. También se debe tener en cuenta cualquier material que los estudiantes tendrán que completar para estar preparados para la clase. Para diseñar el calendario y tipos de actividades a utilizar, considere las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo voy a explicar/entregar el contenido?
  • ¿En qué tipo de actividades participarán los estudiantes para que refuercen adecuadamente sus habilidades?
  • ¿Qué recursos o conocimientos previos necesitarán los estudiantes para llevar a cabo la actividad?
  • ¿Cómo organizo secuencialmente las tareas para construir comprensión y habilidad?
  • ¿Cómo voy a diferenciar las actividades para asegurarme que todos los estudiantes puedan participar?

Crear un calendario para las actividades de aprendizaje

Al planificar una clase, se deben priorizar los objetivos de aprendizaje que se deben cubrir dentro del periodo de la clase y luego calcular cuánto tiempo tomará cada actividad, de manera realista, esto siempre requerirá de algún ajuste u otro. Asegurarse de asignar tiempo para preguntas y respuestas, para resumir los puntos principales y comprobar la comprensión de los estudiantes. También es útil planificar actividades adicionales, por si la clase lleva menos tiempo de lo esperado. Ser flexible y ajustar las lecciones para satisfacer las necesidades del alumno es un componente crucial a la hora de planificar y ejecutar el plan; si encuentra que algo está funcionando bien durante la implementación y está ayudando a los estudiantes a alcanzar sus objetivos, es mejor concentrarnos en esa actividad en lugar de atenernos rígidamente al plan original.

Ser flexible y ajustar las lecciones para satisfacer las necesidades del alumno es un componente crucial a la hora de planificar y ejecutar el plan

3. Diseñar evaluaciones para medir la comprensión

Por último, se debe determinar cómo mediremos el dominio y qué tipos de evaluaciones utilizaremos para medir si los alumnos han cumplido con los objetivos propuestos. ¿Los estudiantes realizarán un examen? ¿Escribirán un ensayo, presentarán un discurso o crearán un proyecto? Al planificar una evaluación, también se tiene que crear una rúbrica que detalle los criterios que deben cumplir los estudiantes para demostrar su competencia y compartir esa información con ellos antes de la evaluación, para que entiendan claramente las expectativas.

Después de una evaluación, un profesor debe dar retroalimentación constructiva sobre lo que los estudiantes hicieron bien y cómo pueden mejorar la próxima vez. Una buena práctica es reflexionar sobre los resultados para decidir sobre lo que se necesita volver a enseñar e incluso cómo se podría ajustar la planificación futura para ayudar a los estudiantes y reforzar el aprendizaje, proporcionando oportunidades para la práctica continua de los conceptos presentados y cumplir con los objetivos de aprendizaje.

Fuente: https://medium.com/

Últimas noticias:

Historia del Panteón de la Patria

La antigua Iglesia de los Jesuitas, hoy Panteón de la Patria, comenzó a construirse hacia 1714, según supone el notable historiador Fray Cipriano de...