Síguenos:

¿Cómo prepararse para la vuelta al cole?

- Advertisement -

Tras las vacaciones y la desconexión en verano, a muchos nos cuesta enganchar con el ritmo del día a día en temporada escolar, en especial, en el mes de septiembre con la vuelta al cole. Muchos adultos y niños padecen lo que se llama “Síndrome postvacacional”,  que se trata de una dificultad para acoplarse a los ritmos escolares después de la falta de rutinas del verano.

Sus síntomas más frecuentes son los siguientes:

Cansancio.

- Advertisement -

Irritabilidad.

Alteraciones del sueño, insomnio.

- Advertisement -

Somatizaciones digestivas.

Todo lo que tiene que ver con nervios y desgana para afrontar el día a día con los nuevos horarios y rutinas.

En los niños/as se suma el hecho de que todo es un nuevo comienzo a nivel escolar. Para muchos incluyen un profesor nuevo, nuevos compañeros por el cambio de etapa lo que les produce un pequeño estado de ansiedad previo al inicio de las clases. Además, en temporada de pandemia, hay cierta incertidumbre de cómo se darán las clases, cuáles serán las medidas de seguridad y las limitaciones de convivencia de los niños.

6 Tips para adaptarse mejor al nuevo ritmo escolar:

  1. Intenta cambiar los horarios unos días antes de que comience el curso, para que no se acuesten tarde y no les cueste demasiado madrugar. El cambiar las rutinas de comida y sueño, seguro que les quitará muchos momentos de crisis.
  2.  Preparar el material escolar. Ver los libros nuevos, poner el nombre y forrarlos. Comprar las pinturas y lápices y dejar lista la mochila para el nuevo curso es motivante para ellos.
  3. Dibujar los horarios. Se puedehacer horarios del nuevo curso. Esto les ayudará también a saber las horas de las comidas y de despertarse unos días antes de volver al colegio.
  4. Reconectar con los amigos del cole unos días antes. Muchos niños, están deseando ver a sus compañeros después de tanto tiempo sin verse. Puede ser una buena idea hacer una quedada con amigos de clase para ir conectando con ellos y tener, así, otra motivación más para comenzar con seguridad y alegría.
  5. Hacer un cierre positivo de todo lo ocurrido en el verano y de lo que hemos disfrutado durante los últimos dos meses.

Proporcionar alegría, seguridad y entusiasmo ante el nuevo reto del siguiente año. Evitar hacer comentarios negativos o mostrar nuestras dudas sobre lo que ocurrirá durante el curso escolar, si les gusta o no el profesor o si está o no con su mejor amigo en clase. Esto sólo hace que los niños asuman aspectos negativos, que la mayoría de las veces son solo cuestiones temporales y que se resuelven con el tiempo.

Fuente: kokorokids.app

Últimas noticias:

Quienes necesitan formación no son solo los hijos, sino también los padres

En 1986, en algunos de los barrios más pobres de Kingston, Jamaica, un equipo de investigadores de la Universidad de las Indias Occidentales llevó...