Siguenos:

Los incendios forestales de Quebec y sus grandes estragos

Quebec se suma a la lista de provincias afectadas por las llamas. Más de 3,3 millones de hectáreas han ardido en 2023 y el Gobierno de Trudeau prepara nuevos planes de contingencia para el verano

La ola de incendios forestales sigue provocando estragos en Canadá. La sequía, las altas temperaturas y los fuertes vientos alimentan el recorrido de las llamas. Quebec se ha sumado en los últimos días a la lista de provincias afectadas. En una rueda de prensa este lunes en Ottawa, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, catalogó esta ola como “sin precedentes” para estos meses del año. En lo que va de 2023, más de 3,3 millones de hectáreas han ardido en el país. Trudeau también señaló que, de acuerdo con las proyecciones, el escenario podría agravarse “a lo largo del verano”, por lo que su Gobierno prepara distintos planes de contingencia.

La provincia de Quebec tiene actualmente 154 incendios activos. Suma ya 420 en 2023, mientras que el promedio de los últimos 10 años en el mismo periodo ha sido de 199. Las llamas se han propagado especialmente en las regiones de Abitibi-Témiscamingue, Costa Norte, Saguenay-Lac-Saint-Jean y Norte de Quebec. Más de 11.000 personas han sido evacuadas, sobre todo residentes en comunidades indígenas y en pequeñas poblaciones.

Aeronaves y personal de la Sociedad de protección de los bosques contra el fuego combaten las llamas. Miembros de las Fuerzas Armadas canadienses prestan apoyo en distintas tareas, de la misma forma que lo han hecho en Alberta y Nueva Escocia. François Legault, primer ministro quebequés, pidió a la población mantenerse lejos de las zonas boscosas y no encender fuego a cielo abierto. También advirtió de los efectos provocados por el humo, ya que se ha desplazado a centenares de kilómetros de los incendios. “Tenemos problemas con la calidad del aire incluso en Montreal”, apuntó. El humo ya cruzado la frontera canadiense, teniendo impacto en ciudades del norte de Estados Unidos y llegando a oscurecer este martes el cielo de Nueva York.

El Gobierno de Alberta anunció este sábado el fin del estado de emergencia decretado el seis de mayo. Sin embargo, esta provincia cuenta aún con 60 incendios activos; Columbia Británica enfrenta 80 y Saskatchewan 23. Pese a que las lluvias en los últimos días han mejorado la situación en Nueva Escocia, los bomberos no logran controlar el incendio del condado de Shelburne, el más extenso en los registros de esta provincia atlántica.

El primer ministro Trudeau declaró: “Vamos a superar esto juntos y nuestro Gobierno seguirá estando ahí con lo que haga falta para mantener a salvo a la gente y proporcionar apoyo”. Más de 3.000 bomberos canadienses participan en las tareas. Unos 900 procedentes de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Francia han llegado para brindar ayuda suplementaria. Cerca de 120.000 personas han sido evacuadas en las provincias afectadas a lo largo de estos primeros meses de 2023 por las llamas y el humo.

Expertos del ministerio de Medio Ambiente de Canadá subrayan que el cambio climático ha contribuido en el aumento de la frecuencia y la intensidad de los incendios forestales. Jonathan Wilkinson, ministro de Recursos Naturales, señaló en el encuentro de Trudeau y varios miembros de su Gobierno con periodistas este lunes en Ottawa: “Vivimos en una nueva realidad. Una realidad en la que tenemos que escuchar con atención lo que nos dice la ciencia”.

Fuente: https://elpais.com/

Últimas noticias:

Quienes necesitan formación no son solo los hijos, sino también los padres

En 1986, en algunos de los barrios más pobres de Kingston, Jamaica, un equipo de investigadores de la Universidad de las Indias Occidentales llevó...

Suscribete a nuestro NewsLetter y recibe las notificaciones de todo nuestro contenido actualizado.