Siguenos:

¿Qué debemos hacer si nos sorprende un terremoto?

Los terremotos son desastres naturales que pueden causar daños inimaginables. Por eso, es fundamental saber qué hacer ante esta situación, tanto si nos sobreviene en el interior de un edificio, como en el exterior.

Los fuertes terremotos que han sacudido el sureste de Turquía y el norte de Siria y que han causado ya la muerte de miles de personas han puesto en el foco de la actualidad a este desastre natural. Por eso, nunca viene mal saber cómo actuar antes, durante y después de un seísmo para evitar riesgos  en la medida de posible.  

Antes del terremoto, ¿qué debemos tener en cuenta?

Son varias las cuestiones que debemos considerar para estar preparados en caso de que hubiera riesgo de producirse un seísmo. De acuerdo con el Instituto Geográfico Nacionales importante tener a mano un botiquín de primeros auxilios, que contenga además otros objetos, como linternas de dinamo, silbato para enviar señales, radio con pilas y extintor. 

Por otra parte, es conveniente conocer ciertas señales que avisan de un posible seísmo. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) indican que, antes de que este suceda, se puede escuchar una especie de rugido que, paulatinamente, se vuelve más intenso. Además, el temblor propio del terremoto suele venir precedido de un balanceo suave.

Si vivimos en una zona donde hay mayor peligro de sismo, es conveniente que la familia, especialmente si hay niños, organice un plan de actuación y ensaye de forma periódica un simulacro. Fijar los puntos de seguridad en estas situaciones es clave, ya sea en casa, en el colegio o en el trabajo. 

¿Cómo actuar si estamos dentro de un edificio?

Es muy probable que un terremoto nos sobrevenga cuando estemos en casa o en el interior de algún edificio. Antonio Pérez, responsable de relaciones internacionales de enfermería de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y de Emergencias (SEMES) señala a CuídatePlus que la primera recomendación es evitar pegarse a muros, a cristales o a muebles como estanterías que puedan caerse. 

“Debemos intentar buscar un sitio donde resguardarnos y estar protegidos. De manera clásica, siempre se ha aconsejado colocarse bajo una mesa que se mueva poco y que sea resistente”, destaca el experto. Una vez agachados y cubiertos, sería ideal intentar protegernos la cabeza con un cojín o un objeto mullido. Asimismo, Pérez recuerda que hay que procurar sujetar el mueble bajo el que nos resguardamos. Siguiendo con el ejemplo de la mesa, es conveniente sujetar las patas. 

¿Qué no hacer en ningún caso?

Ante un seísmo, es posible que pensemos que la mejor opción es salir cuanto antes del edificio. Esto es algo que los expertos no recomiendan a no ser que el acceso hacia el exterior sea simple. “Si estamos a nivel del suelo o al lado de la calle, podemos salir de manera inmediata. En caso contrario, no es algo que debamos hacer para no quedarnos atrapados en las escaleras”, aclara Pérez. 

Los ascensores, por otro lado, están prohibidos, pues es muy probable que la electricidad deje de funcionar y, por tanto, quedemos retenidos en el interior de los mismos. En este punto, el especialista insiste: “Si hay que evacuar, que sea por las escaleras. A veces hay que esperar a que lleguen los servicios de emergencia para que nos indiquen exactamente cuál va a ser la mejor salida”. 

Una cuestión que genera dudas es si se aconseja colocarnos bajo el marco de una puerta. En este sentido, el especialista de SEMES comenta que la respuesta variará según ante qué tipo de construcción nos encontremos: “En casas antiguas que tienen muros anchos puede ser útil, pero las puertas de las viviendas modernas, construidas con paredes finas, realmente no ofrecen mayor seguridad que otras partes del domicilio”. 

¿Y si el terremoto se produce en el exterior?

Cuando el seísmo se produce encontrándonos nosotros en el exterior, es fundamental alejarnos de los edificios, farolas o postes. Los puntos de encuentro que se incluyen en los planes de autoprotección suelen ser abiertos y apartados de toda infraestructura. Como advierte los CDC, los espacios cercanos a puertas o paredes exteriores son los más peligrosos porque es donde más probable caigan los escombros. 

También puede ocurrir que en ese momento estemos conduciendo. En estas situaciones, Cruz roja apunta que debemos detener el vehículo en un lugar seguro, permanecer en él hasta que finalice el temblor y evitar árboles, líneas eléctricas, pasos elevados y otros  

Tras un terremoto, ¿qué podemos hacer?

A nivel de prevención, es importante que, si podemos, “apaguemos el suministro de gas, agua y luz, es decir, todo aquello que pueda ocasionar más accidentes”, subraya Pérez. 

En la guía publicada por el Instituto Geográfico Nacional indica que, en caso de quedar atrapados, tenemos que cubrirnos la boca y la nariz, así como evitar gritar porque se corre el riesgo de asfixia por el polvo. En su lugar, golpeamos algo que tengamos a mano para pedir ayuda. 

Si hay heridos, es conveniente no mover a personas que se encuentren heridas de gravedad a no ser que corran el riesgo de sufrir daños inminentes.

Fuente: cuidateplus.marca.com

Últimas noticias:

Cinco razones para visitar la inmersiva de Van Gogh en RD

Elizahenna Del Jesús Desde la tarde hasta la noche, el despliegue de jóvenes y adultos es impresionante. La llegada de la exposición inmersiva de Vincent Van...

Suscribete a nuestro NewsLetter y recibe las notificaciones de todo nuestro contenido actualizado.