Maestra asegura que la casa es para la familia, por lo que decide no dejar tareas a los niños

A lo largo de la historia se han consolidado muchas metodologías de estudio. Sin embargo, en la mayoría de ellas, prevalece la idea de dejar tareas para la casa.

Debido a esto, muchos padres se han quejado de esa determinación. Pues aseguran que esa imposición debilita el tiempo de calidad que se debe compartir con la familia.

En los últimos días, una maestra se unió a ese pensar. Afirmó que nunca volvería a dejar tareas que se tuvieran que realizar fuera de las aulas de clase. Por eso, en este artículo te compartimos los detalles de esta historia.

El instante en el que la maestra tomó la decisión

Una docente se caracterizaba por dejarle varias actividades para la casa a sus estudiantes. Su intención era reforzar el aprendizaje obtenido durante cada una de las clases.

Pero en el momento en el que se convirtió en madre, comenzó a reflexionar sobre ese estilo de trabajo. Se dio cuenta de que las tareas ocupaban una gran cantidad del tiempo e impedían que los niños convivan con sus familiares.

Según ella, acortan los espacios que los hijos tienen para contarles a sus padres cómo están. Así mismo, obstaculizan las oportunidades que poseen para llevar a cabo otros planes.

Además, también impiden que los alumnos hagan múltiples actividades extraescolares que potencian su desarrollo y les proporcionan enseñanzas claves. Tales como manualidades, jugar un deporte, tocar un instrumento o asistir a clases de baile.

De acuerdo con esas ideas, la maestra determinó que la casa debe ser solo para disfrutar con la familia. Por consiguiente, les comunicó a todos que jamás volvería a dejar tareas.

La viralización de la historia

Después de tomar esa decisión, la maestra quiso compartirla a través de TikTok. Su objetivo es que muchos más educadores utilicen su propuesta.

En muy poco tiempo logró que su planteamiento comenzara a ser compartido de una manera masiva. Tanto así, que hoy en día la publicación supera los 10 000 likes.

Sin embargo, las opiniones están divididas. Varias personas han aplaudido lo expresado por la docente. Indican que no les parece justo que sus hijos solo tengan tiempo libre para cenar e ir a dormir.

De igual manera, muchos otros profesores han aprovechado para decir que empezarán a hacer lo mismo. Tienen claro que las vivencias en familia son igual de importantes a los aprendizajes escolares.

Por otra parte, otro grupo ha rechazado el comunicado de la maestra. Establecen que las tareas son fundamentales para cultivar disciplina. Así mismo, que son imprescindibles para que los alumnos refuercen todo lo que no les quedó claro en la clase.

Lo cierto es que la docente le será fiel a su sentir porque está convencida de que hay otros modelos que fortalecen el conocimiento y no interrumpen el tiempo familiar.

Fuente: https://mejorconsalud.as.com/