El Carretón de Libros

La biblioteca móvil que se expande

El Carretón de Libros está ubicado en la Ciudad Colonial pero este mes comenzará a viajar por el país con su instalación en Moca, provincia Espaillat. GLAUCO MOQUETE/LD

 

Yanibel Luna
Santo Domingo, RD

¡Una biblioteca sobre ruedas!  El nuevo atractivo literario que gana espacios en los lugares públicos de la República Dominicana, cumplió sus tres años, brindando experiencias maravillosas a través de los libros y las actividades socioculturales que desarrollan.

‘El Carretón de Libros’ es un tentador proyecto que cuenta con una estructura jovial y cuidada. Fue creado por un grupo de jóvenes apasionados por la lectura, quienes quedaron fascinados con la ‘Carreta Literaria’ durante un viaje a Colombia.

“El Carretón es una propuesta de Cartagenera, llamada la ‘Carreta Literaria’. Allí hay un promotor de lecturas que va por toda la ciudad llevando libros tanto a niños como adultos”, contó Jordy Rosario, coordinador del proyecto.

Esta inspiración de la estantería móvil tiene como misión fomentar el hábito de la lectura, desarrollando puntos de encuentros culturales en los barrios mediante el acceso gratuito a los libros.

El primer Carretón fue inaugurado en diciembre del año 2019 en el Parque Duarte, ubicado en la Zona Colonial y, en mayo de 2022, un segundo stand tuvo su acto de apertura entre la vegetación tropical del Parque Mirador Sur.

Estos carretones están abiertos todos los días y las personas pueden adquirir los libros convirtiéndose en usuarios.

“A través de un carnet, los usuarios toman los libros prestados por 15 días y si aún no los terminan, pueden hacer una renovación por 15 días más”, expresó Rosario para explicar el proceso de prestar las obras.

También, cuenta con un buzón de devoluciones que permite a los usuarios realizar la devuelta del libro fuera del horario de servicio.

Los carretones disponen de más de 800 usuarios registrados y una colección de 1,500 títulos de diferentes géneros literarios. Estos libros llegan a la fundación sin fines de lucro, como donaciones de escritores y lectores.

“La gente que conoce el proyecto dona los libros que ya no van a volver a leer y estos pasan por un proceso de depuración y calificación. Luego, se disponen para que los usuarios del Carretón puedan tomarlos prestados”, dijo Rosario.

 Una oportunidad de empleo

Además de la promoción de la lectura, los carretones se convierten en una oportunidad de empleo, ya que los mismos incluyen dos bibliotecarios que se encargan de cuidar los libros y mantener en buen estado la estructura.

De acuerdo con Rosario, las personas que atienden los carretones son mediadores y apasionados por la lectura, que tiene el compromiso de motivar y atraer a otros lectores.

En el aspecto económico, la dinámica consiste en localizar a empresas e instituciones que patrocinen el proyecto.

El Carretón llega a Moca

El próximo 22 de diciembre ‘El Carretón de Libros’ saldrá de Santo Domingo por primera vez y se instalará en la ciudad de Moca, bajo la convicción de que la lectura es una manera de liberarse y, por ende, debe llegar a todos los rincones del país.

“Nuestros objetivos son tener presencia a nivel nacional, que nuestros carretones puedan llegar a los lectores y despertar interés en aquellos que no han tenido acercamiento a la lectura”, narró Rosario.

Conjuntamente, tienen la visión de que estos lleguen a las escuelas y de ese modo, los estudiantes vivan de cerca la experiencia de obtener obras más allá de los textos educativos que les facilitan en sus centros.

Hace falta políticas de Estado

Durante años se ha mantenido el discurso de que los dominicanos no leen y, este grupo de jóvenes, con su propuesta literaria, están inmersos en derrotar ese mito y cambiar la narrativa.

“Cuando uno está cerca de lectores y escritores, uno se da cuenta de que hay una generación de jóvenes y adultos que efectivamente lee, lo que hace falta es hablar de políticas de Estado que se comprometan con la promoción fuerte a nivel nacional de la lectura”, comentó.

“¡Que nosotros no leemos, eso no nos hace justicia!”, insistía Rosario, quien también es lector empedernido. “De ser así, aquí no existieran grandes escritores, como Pedro Mir y Salomé Ureña. Lo que sí hay es una merma en cuanto a los hábitos de la lectura, pero no es solo aquí, es una realidad que atraviesa el mundo”.

Explicó que por el mismo ciclo de vida que tiene el ser humano, es normal que se reniegue de la lectura y ahí es donde debe iniciar el papel de entender que promover la misma no es “una cosa puntual, ni un proceso”, sino un convencimiento de que siempre existirá esa necesidad de motivar a los demás a leer.

SEPA MÁS

Lectores en el parque

“El Carretón un es proyecto maravilloso, porque creo que es innovador y fresco. Al llegar aquí puedo revisar los libros y llevármelos a casa de forma gratuita”, expreso un Wilson Quéliz, usurario del Carretón.

Estefany Ramírez, una avezada de la lectura, comentó que los carretones son una oportunidad para la comunidad lectora, que no siempre tiene dinero para adquirir los libros que desea leer.

“Salí a dar un paseo a la Ciudad Colonial y de repente me encontré con el Carretón del Libro, mi impresión fue tal que dije ¡Wao! Este debe ser mi lugar favorito, por todo lo que comprende el espacio donde está ubicada la biblioteca móvil”, relató Ramírez

Expresó que el sitio está habilitado con mesitas, detalle que le da un toque más interesante y le permite a los que pasan por el parque disfrutar de una tarde de lectura al aire libre.

Fuente: https://listindiario.com/la-republica/2022/12/16/753622/el-carreton-de-libros