Síguenos:

Cómo determinar si los alumnos están aprendiendo

- Advertisement -

Históricamente se ha considerado que el examen era la mejor manera de evaluar si un estudiante está aprendiendo lo enseñado. Hoy sabemos que esto no es así, pues en el proceso de enseñanza y aprendizaje el maestro y el alumno deben ser socios.

Ni las herramientas ni la tecnología que los estudiantes usan para aprender tienen el mayor impacto en su proceso de aprendizaje, sino que lo que marca la diferencia es que entiendan qué están aprendiendo, cómo poner ese aprendizaje en sus propias palabras y cómo conectarlo con aprendizajes anteriores y futuros. De modo que para comprender si un estudiante está aprendiendo, como recomienda el experto en educación Steven W. Anderson, puede hacerse a sí mismo estas 4 sencillas preguntas.

1. ¿Qué estoy aprendiendo?

- Advertisement -

Antes de que comience la lección, los alumnos necesitan saber qué están aprendiendo, y lo que es más importante, cómo lo que aprenden se conecta con algo que ya saben.

Los estudiantes deben poder entender y explicar lo que están aprendiendo con sus propias palabras y los docentes deben ser claros y concisos en sus enseñanzas.

- Advertisement -

2. ¿Cómo sabré que lo estoy haciendo bien?

A menudo es un misterio para los estudiantes saber si lo están haciendo bien en su esfuerzo por aprender. Por ello se someten a exámenes. Pero los criterios de éxito son más profundos y van más allá de las pruebas porque no solo se enfocan en el resultado, sino también en el proceso.

La experta en evaluación formativa Shirley Clark explica que los criterios de éxito necesitan ser conocidos y compartidos y que deberían ser los mismos para todos los estudiantes. Además, su definición permite a los alumnos identificar el éxito por sí mismos, así como dónde están las dificultades y monitorear su propio progreso.

3. ¿Cuál es mi próximo paso en mi proceso de aprendizaje?

El proceso de enseñanza no solo debemos centrarlo en el antes y durante sino también en el después. Los estudiantes deben saber dónde se encuentran en su ruta de aprendizaje y hacia dónde se dirigen a continuación. Esto les da la oportunidad de sacar conclusiones sobre su propio proceso de aprendizaje y sobre cómo lo que aprenden los llevará al siguiente nivel.

4. ¿Cómo comunicaría lo que he aprendido a otros?

Muchas veces no se tiene en cuenta cómo comunicar lo aprendido. Pero si miramos atrás, antes de la imprenta el aprendizaje se compartía a través de las palabras. Aunque ahora tenemos libros y medios de comunicación aún más rápidos y de mayor alcance, como las redes sociales, para aprender y crecer es recomendable que los estudiantes no solo comprendan lo aprendido, sino también que lo compartan con otras personas más allá de las paredes del aula. Esa comunicación puede hacerse en forma de post en un blog, una web, podcasts, vídeos, etc. Pero el hecho es que comunicar ese aprendizaje a otro es una de las formas más poderosas para consolidar lo que saben y cómo lo saben.

Fuente: mheducation.e

Últimas noticias:

Quienes necesitan formación no son solo los hijos, sino también los padres

En 1986, en algunos de los barrios más pobres de Kingston, Jamaica, un equipo de investigadores de la Universidad de las Indias Occidentales llevó...