Síguenos:

Actividades navideñas enfocadas en Jesús

- Advertisement -

¿Está buscando ideas para ayudar a sus hijos a concentrarse en el verdadero motivo de la temporada navideña?

Algunas veces, son “las pequeñas cosas” las que nos ayudan a encontrar a Jesús durante la temporada navideña: por ejemplo, la sonrisa de un extraño, o una tarjeta de un ser querido. Pero los padres deben ser intencionales ayudando a sus hijos a encontrar el verdadero sentido. Estas son las actividades que algunos padres han realizado para ayudar a sus familias a celebrar el nacimiento de nuestro Salvador o para acercarse más como familia:

Los Nombres de Jesús

- Advertisement -

Recortamos estrellas de cartulina y escribimos “Jesús es …” en cada una. Luego escribimos palabras que describen a Jesús, como “Salvador”, “Emanuel” y “Príncipe de Paz”. Para nuestro devocional familiar esa noche, hablamos sobre los diferentes nombres de Jesús. Crear estas estrellas para decorar los muebles de la cocina fue una excelente manera de involucrar a mis hijos a recordar el carácter de Jesús.

Día de abrir regalos

- Advertisement -

Nuestra familia tiene dos grandes días durante la temporada navideña: el primero es el día de abrir regalos, y el segundo es el día de Navidad. El día de abrir regalos se celebra cualquier día antes de Navidad, y es el día de la familia en el que abrimos regalos, jugamos, encendemos velas y cantamos villancicos. La cena es un punto importante; consiste en comida de diferentes culturas, comida que nunca hemos hecho o que posiblemente nunca hayamos probado.

Tener el día de abrir regalos nos anima a tener nuestro tiempo especial juntos como familia para que esté bien compartir el día de Navidad con otros, ya sea visitando a familiares y amigos, u ofreciendo servicio a nuestra comunidad.

Una temporada de historias

Cierto año, mi familia encontró libros sobre Navidad en tiendas de cosas usadas y en ventas de garaje. Buscamos libros que contaran la historia de Navidad desde diferentes perspectivas y que demostraran el verdadero espíritu de la temporada. Envolvimos cada libro individualmente y, a partir del 1 de diciembre, los niños seleccionaban un libro cada noche. Abríamos el libro y lo leíamos juntos como familia.

Esta tradición nos permitió finalizar la noche de cada día enfocados en Cristo y en la celebración de Su nacimiento.

Adorno de recuerdo

Después del nacimiento de mi hija, compré un adorno navideño de plástico transparente de una tienda de artesanías, y dentro de él puse su primer gorrito y brazalete del hospital. Cada navidad cuando ponemos este adorno en el árbol, ella siempre está interesada en él (“¡Mira qué pequeña era mi cabeza!”), y nosotros hablamos del día en que nació. Disfrutamos compartiendo lo ansiosos que estábamos por conocerla y lo amada que fue desde el momento de su nacimiento.

El regalo de las escrituras

El año pasado, les pedí a mi familia inmediata y extendida que seleccionaran una Escritura que significó algo para ellos durante el transcurso del año. La mañana de Navidad, todos nos turnamos para leer nuestro versículo o pasaje elegido y compartir por qué era importante para nosotros. Descubrimos que esta era una manera de incluir a Jesús en la entrega de regalos, y nos ayudó a todos a acercarnos un poco más a nuestro Salvador.

Medias llenas de amor

Después de la muerte de mi abuela, mi madre colgó una media en Navidad para ayudar a nuestra familia a honrar su vida. Adentro de la bota pusimos notas de amor y recuerdos preciados que teníamos sobre ella. Después de la muerte de mi padre, hice esta misma actividad con mis hijos para ayudarlos con su dolor. Los más pequeños tenían una actividad concreta que hacer y mis hijos mayores pudieron procesar sus sentimientos de pérdida.

Sorpresa secreta de santa

Cuando mi hijo, Tomás, tenía 10 años, le pregunté a la hora de dormir: “¿Quién no te cae bien de tu clase?”

Pareció sorprendido, pero respondió rápidamente: “Eso es fácil” y me dijo un nombre.

“Entonces será por él por quien oraremos esta noche”, dije con una sonrisa. Él no correspondió mi expresión.

Durante los siguientes dos meses, ya fuera a la hora de dormir o mientras llevaba a Tomás a la escuela, oraba por este compañero de clase poco querido.

Llegó diciembre, y era hora de que nuestra familia eligiera a una familia de la que pudiéramos ser su “Papá Noel secreto”. Y dejar anónimamente un pequeño regalo y una nota en la puerta de esta familia cada una de las 12 noches previas a la Navidad.

Cuando le pedí sugerencias, ¿cuál nombre creen que salió de la boca de Tomás sino el del compañero que no le caía bien? Dios había cambiado el corazón y la actitud de Tomás hacia este compañero de clase.

Encontrando a Jesús

“Encuentra al niño Jesús” es un juego que se ha utilizado en la familia de mi esposo durante más de 30 años. Mi suegra ponía un Portal de Belén en la cocina el 1 de diciembre. Luego escondía al niño Jesús lejos de la cocina. Sus hijos tenían que encontrar la estatuilla. A medida que se acercaba la Navidad, la estatuilla se escondía en lugares cada vez más cercanos, moviéndose desde los dormitorios de arriba hasta la cocina.

Los escondites se volvían más desafiantes a medida que sus hijos crecían. Este simple juego mantuvo a Jesús en la mente de sus hijos, y es una tradición que mi familia continúa hasta el día de hoy.

Bingo navideño

El pasado diciembre, mis hijos y yo hicimos cartones de bingo navideños. Ellos eligieron actividades divertidas, así como algunos actos de servicio, para incluir en sus tarjetas. Para cuando los niños regresaron a la escuela en enero, cada uno había ganado un “bingo” y se había divertido mucho.

Una simple celebración

Hay tanto que ver y hacer en Navidad. Para que no estuviéramos demasiado ocupados, mi esposo y yo enumeramos una lista de actividades, desde hacer galletas hasta patinar sobre hielo, luego cada miembro de la familia eligió una sola actividad para los días festivos. Esta lista nos ayudó a profundizar nuestra relación con nuestros preadolescentes porque no nos apresurábamos a realizar tantas actividades. En cambio, pudimos disfrutarnos el uno al otro, y la temporada fue mucho menos agitada.

Mantenga sus pensamientos en Cristo

En diciembre, al caminar por la casa de los García uno se encuentra con una variedad de portales, tanto grandes como pequeños, pero ninguno contiene la figura del niño Jesús. Elena García, de cuatro años, puede decirle por qué. “Jesús nace el día de Navidad”.

Hasta la mañana del 25 de diciembre no aparecen las figuras de los bebés en sus camas de paja. Elena salta de la cama y baja corriendo las escaleras para correr de un pesebre a otro. Mientras la niña de preescolar abraza al niño Jesús y le da la bienvenida a su casa, su madre sonríe. ¿Qué mejor manera de comenzar el día, enfocado en Jesús, el regalo de Dios al mundo?

Decimos que celebramos el nacimiento de nuestro Salvador en Navidad, pero en nuestro esfuerzo por convertirlo en la fiesta perfecta, a menudo perdemos de vista a Jesús. Las siguientes sugerencias simples, a veces inusuales, lo ayudarán a usted y a su familia a enfocar sus pensamientos en Cristo durante esta época especial del año.

Mire una obra de teatro navideña

Ya sea el cuento de la Navidad o una alegoría como “El León, la Bruja y el Ropero”, una representación teatral da vida a una historia como ninguna película. Los niños se emocionan con el llanto de un bebé real o con el rugido de Aslan. Si no hay reproducción en vivo disponible, representen una ustedes mismos. Los niños de mi familia siempre presentaban una interpretación del nacimiento de Cristo como se cuenta en Lucas 2.

Cree un árbol de Isaí

Es difícil para los niños esperar la Navidad y aún más difícil no pensar en los regalos que recibirán. Use un árbol de Adviento de Isaí y un libro complementario para ayudarlos a preparar sus corazones para el verdadero significado de la temporada.

Estos pequeños árboles siempre verdes están decorados con adornos que simbolizan historias de la Biblia. Busque en internet una descripción detallada de los adornos que se utilizan con frecuencia.

Cada día de diciembre previo a la Navidad, sus hijos pueden hacer o desenvolver un adorno para colgarlo en el árbol mientras usted lee uno de los 25 devocionales que trazan el plan redentor de Dios desde el principio, mucho antes del nacimiento de Jesús. Las lecturas culminan en Navidad con el nacimiento del nuevo “Retoño”. . . del tronco de Isaí ”, como se predijo en Isaías 11: 1.

Imite a los sabios

Compre solo tres regalos para cada niño recordando los obsequios que los sabios dieron al niño Jesús. Estos regalos no tienen que ser costosos para que sean significativos. Para mantener el día de Navidad enfocado en Jesús, algunas familias posponen su intercambio de regalos a la Epifanía el 6 de enero. Por tradición, la Epifanía recuerda la llegada de los sabios para adorar a Jesús y así revelarlo al mundo como Señor y Rey.

Comparta la alegría navideña

Difunda el amor de Jesús ayudando a los demás y animando a aquellos que quizás no vean una razón para celebrar. Juntos como familia, visiten un hogar de ancianos, sirvan comidas en una misión o iglesia, o empaquen y entreguen canastas navideñas para las despensas de alimentos. Asegúrese de que sus hijos sepan que usted hace esto no para ganarse el favor de Dios, sino para amarlo amando a los demás.

Estas son solo algunas ideas para ayudarlo a comenzar sus propias tradiciones familiares. Úselas para crear momentos en los que excluya el ajetreo y el bullicio de la festividad y se concentre en el “día santo” cuando el amor bajó del cielo como un bebé pequeño para habitar entre nosotros.

Actividades navideñas apropiadas para cada edad

Pruebe estas actividades divertidas y apropiadas para cada edad que guiarán a los niños y adultos a regresar al verdadero significado de la festividad, a enfocarse en Jesús y a celebrar a Emmanuel, Dios con nosotros.

0-3 años

  • Con el fin de evitar que la Navidad sea una festividad de “no tocar” para los más pequeños, bríndeles cosas divertidas que puedan tocar.
  • Mueva los adornos de vidrio y las luces hacia las ramas más altas del árbol de Navidad y ayude a su hijo a hacer adornos divertidos para la parte de abajo.
  • Coloque pedazos de papel seda de colores cortados en cuadrados en cordones de zapatos para colgarlos como guirnaldas.
  • Saque la escarcha y haga adornos de papel.
  • Moldee un portal de Belén con masa de arcilla y colóquelo en un lugar destacado. Cuente la historia de la Navidad mientras hace esto.
  • Decore galletas y construya casitas de jengibre en familia.4-7 años
  • Ayude a sus pequeños a enfocarse en los demás esta temporada haciendo uso de esas tarjetas navideñas que reciben por correo. Coloque las cartas en una canasta sobre la mesa; turnándose cada noche para sacar una. Luego oren juntos por esa persona o familia.
  • Además, comience una tradición familiar eligiendo un nuevo libro de imágenes navideñas para leer cada Nochebuena. Algunos de mis favoritos son: 10 Minutes to Showtime, de Tricia Goyer, El Corderito Tullido de Max Lucado, The Stable Where Jesus was Born, de Rhonda Gowler Greene y The Christmas Rose, de William H. Hooks.

8-12 años

  • Celebre una Navidad internacional asignando un país a cada niño. Además de informar sobre cómo ese país celebra la festividad, él o ella pueden preparar un plato navideño para compartir, o demostrar una canción o danza folclórica. Luego ore por la gente de esa cultura para que ellos también puedan entender el significado del amor de Dios.

13-18 años

Este grupo tiene la edad suficiente para abrigarse e ir a cantar villancicos. Durante cada visita, permita algunas canciones navideñas y lecturas de las escrituras que proclaman el nacimiento del Rey recién nacido. Además de visitar a los vecinos, es posible que los adolescentes quieran pasar por el hogar de convalecientes, el hospital o el refugio de indigentes local.

Todas las edades

Muchas familias optan por celebrar el Adviento, los días previos al día de Navidad. Hay divertidos calendarios de Adviento en el mercado, algunos con puertas que se abren y tocan canciones, otros que esconden dulces de chocolate u otras golosinas.

 

Fuente:  https://www.enfoquealafamilia.com/crianza/actividades-navidenas-enfocadas-en-jesus/

 

 

 

 

Últimas noticias:

Quienes necesitan formación no son solo los hijos, sino también los padres

En 1986, en algunos de los barrios más pobres de Kingston, Jamaica, un equipo de investigadores de la Universidad de las Indias Occidentales llevó...