Síguenos:

Dominga Montero: “mi meta es hacer de mis alumnos mejores ciudadanos”

- Advertisement -
Redacción Plan LEA

Dominga Montero Pérez descubrió su vocación como docente cuando en la primaria algunos  compañeros de clase se acercaban a ella para que les ayudara con las tareas y al hacerlo se sentía a gusto, sin importar el tiempo que empleara en ello.

Es de esas docentes que confían en el poder de la repetición. Antes de iniciar el momento de  socialización de cualquier tema  reza con frecuencia la frase de Benito Juárez: “el respeto al derecho ajeno es la paz”. Nos cuenta que para mantener la armonía en su salón permite a sus estudiantes expresarse libremente y respeta sus ideas, aunque no las comparta

Montero es una maestra que marca la diferencia en su aula a través del entusiasmo y la seguridad con que planifica y desarrolla sus clases, la forma en que logra llamar la  atención de sus alumnos y la confianza que se genera entre ellos.

Otra manera de marcar la diferencia es llevar las actividades desde el contexto en que está vinculado el estudiante. Siempre busca la manera de enganchar a sus alumnos con el contenido que les enseña. En naturales, utiliza el laboratorio como un verdadero taller de aprendizaje. Si trabaja el tema de las Reacciones Químicas, en lugar de presentarles un producto terminado, le enseña a elaborar uno para que puedan palpar cómo se da el proceso de la transformación química, para ello les enseña a elaborar productos de uso cotidiano, ya sea un gel de peinar o un jabón de baño.  Llevar al alumno a su contexto funciona, eso se consigue con una planificación previamente bien pensada  y disposición del maestro para lograrlo.

- Advertisement -

Dominga es de esos docentes que puede decir que ha sido marcada por una experiencia que representa un antes y un después en su profesión docente. “Una vez tenía un alumno en clase que no quería hacer nada, llamábamos a sus padres y nada. Hasta malcriado era. Trataba de acercarme con el objetivo de lograr un cambio de conducta en él. Me tomó tiempo, pero logré algo. Después salí de traslado del centro y le daba seguimiento por teléfono, el joven terminó felizmente su bachillerato y aún mantenemos una relación de amistad, lo que significa que con respeto y persistencia podemos lograr un cambio en los alumnos, al fin nuestra meta es hacer de los alumnos mejores ciudadano” nos comenta con cara de satisfacción esta docente.

Sobre la manera en que planifica sus clases nos comenta que como maestra de laboratorio del área de Ciencias de la Naturaleza trata que sus clases sean lo más activas posible. Por ello trata que cada tema planificado sea atractivo para llamar la atención de sus alumnos. Por ejemplo si va a hablar del uso y aplicación de los alcanos, les dice “hoy aprenderemos a realizar un velón aromático, pero antes investiguen de  dónde procede la parafina, cuáles usos se le da a estas sustancias, entre otras interrogantes. Es importante resaltar que en el otro centro donde no había laboratorio, también realizaba las prácticas haciendo uso de materiales del entorno y con reactivos de fácil adquisición ya que la naturaleza es el  laboratorio por excelencia”, nos cuenta.

- Advertisement -

Montero extiende un consejo a aquellos docentes que no son para nada creativos. Les invita a reinventarse, pues  hoy más que nunca el maestro necesita estar actualizado para hacer frente a las distintas situaciones que se le presentan, los contenidos son los mismos, pero las actividades y las estrategias deben variar tomando en cuenta el contexto socio- cultural del o los alumnos.

Últimas noticias:

Realizan 1er Congreso de buenas prácticas inclusivas del Distrito Educativo 10-04

El salón de eventos de la Universidad Abierta Para Adultos (UAPA) fue el escenario del primer Congreso de Buenas Prácticas Inclusivas organizado por Educación...