Síguenos:

Cuando la vocación llama: una lección de inspiración y propósito para educadores

- Advertisement -

Plan LEA conmemoró el Día del Maestro con una conferencia magistral titulada “Cuando la vocación llama”, a cargo del reconocido predicador católico Saulo Hidalgo. El evento tuvo lugar en el Salón de Actos Arturo J. Pellerano Alfau de Listín Diario, donde educadores y profesionales de la enseñanza se reunieron para reflexionar sobre su misión y renovar su compromiso con la educación. Rosario Vásquez, directora de Plan LEA, ofreció las palabras de apertura, dando inicio a una jornada llena de inspiración y aprendizaje.

La disertación de Hidalgo desglosó  el sistema comunicacional de Jesús, aplicado a la profesión docente.  Su analogía de Jesús como educador revolucionario resonó en la audiencia captando el interés de los asistentes.

A lo largo de su presentación, Hidalgo desarrolló varios puntos clave:

- Advertisement -

El poder de la autenticidad: “Me encontré a mí mismo cuando paré de estar tratando de ser como otra persona”, compartió, animando a los educadores a descubrir y abrazar su estilo único de enseñanza.

La importancia del crecimiento continuo: Advirtió que “el día que tú paras de aprender, ese mismo día empiezas a morir”, subrayando la necesidad de mantenerse actualizado en un mundo en constante cambio.

- Advertisement -

El impacto del corazón en la enseñanza: “Yo le pongo a lo que hago el corazón”, afirmó, destacando que la pasión y el compromiso crean conexiones emocionales duraderas con los estudiantes.

La misión de ayudar a otros: Recordó que “todo el mundo puede ayudar a cualquier persona a convertirse en alguien”, resaltando el potencial transformador de la educación.

El valor de la empatía: A través de anécdotas como la historia de la maestra Thompson, Hidalgo ilustró cómo la comprensión y el apoyo de un maestro pueden cambiar vidas.

Enfrentar los desafíos: Reconoció las dificultades de la carrera docente, pero alentó a ver estos obstáculos como oportunidades de crecimiento.

Hidalgo retó a los educadores a ser realmente buenos en su oficio, no solo a cumplir el programa. Su mensaje más impactante fue que en el nivel más alto de comunicación, la gente escucha por quién es el maestro y su impacto en sus vidas. Aunque no esquivó las dificultades del sistema educativo, instó a los maestros a ser agentes de cambio.

Los asistentes salieron del evento con una comprensión renovada de su papel en la sociedad y el impacto positivo que pueden tener en la vida de sus estudiantes. La conferencia no solo sirvió como una celebración del Día del Maestro, sino también como un recordatorio poderoso de la importancia de la vocación docente y su capacidad para transformar vidas.

El mensaje de Saulo Hidalgo resonó como un llamado a la acción: los educadores tienen el poder y la responsabilidad de inspirar, guiar y ayudar a formar a las futuras generaciones. “Cuando la vocación llama” no es solo un título, sino una invitación a responder con pasión, compromiso y un corazón abierto al crecimiento continuo y al servicio de los demás.

Últimas noticias:

La increíble historia del profesor que perdió su bolígrafo rojo

Como cada domingo a las seis de la tarde, Profesor se sentaba frente a su escritorio para disponerse a corregir los exámenes que había...