La excesiva burocracia impide que el docente se dedique a enseñar

Los profesores afirman que la burocracia asfixia su trabajo en la escuela. Cada día deben dedicar muchas horas al papeleo, a menudo fuera del horario escolar. Una tarea tediosa que se les impone y que resta tiempo a la preparación de las clases y, finalmente, a la enseñanza.

El exceso de actividades paralelas a las necesarias para garantizar el proceso de enseñanza-aprendizaje ha cobrado protagonismo en las últimas décadas en el ámbito educativo. Esto, implica una reducción de la calidad de las actividades educativas en pro del papeleo. En lugar de dedicar tiempo a la interacción, la escucha, observación, a la contemplación, la discusión y la invención, se dedica al papeleo, las estadísticas, cifras, a los informes, etc.

El riesgo en los procesos de aprendizaje y enseñanza

La deriva burocrática en la que ha caído la educación, como si de una trampa se tratara, se ha convertido en un problema persistente, dado el empeño de las autoridades educativas en convertir a los profesores en oficinistas que recolectan datos para obtener estadísticas qué presentar a la administración. Así mismo es necesario señalar que pocas veces se le da a esta información un uso realmente formativo que favorezca la mejora de todos los involucrados en el proceso educativo.

El tremendo peso de las responsabilidades de gestión de la enseñanza dentro del conjunto de actividades que se realizan en los centros educativos, su relativa eficiencia y su errática estabilidad en el tiempo, dan lugar a una sobre-burocratización de la enseñanza. Como resultado, los docentes se ven marginados de lo que consideran la misión y el sentido último de la educación, el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

5 Consejos para reducir la burocracia en la escuela

Urge un cambio de paradigma que garantice que los profesores se dediquen a la enseñanza como su deber principal y que las responsabilidades administrativas se optimicen y reduzcan. En este sentido, se proponen 5 consejos, seguramente necesarios, para reducir el tiempo burocrático al que que se ven sometidos.

1. Realizar un estudio

Parece obvio, pero no se ha asumido; emprender una investigación completa del escenario en el que se encuentran las escuelas y buscar la manera de eliminar de forma permanente la agresiva burocracia que se ha arraigado en los centros y que ahora se considera endémica.

Las instituciones pertinentes, pueden poner fin a esta plaga de burocracia ineficaz investigando las razones por las que el sistema se ha convertido en esto y ha crecido hasta alcanzar proporciones insostenibles.

2.Automatización del proceso

Hoy en día, siempre se están desarrollando nuevas soluciones, y las instituciones deben esforzarse continuamente por adaptarse a las nuevas demandas de servicio para disminuir la burocracia interna que los docentes enfrentan. Varias acciones que solían requerir una cantidad significativa de tiempo y esfuerzo por parte de los especialistas pueden ahora completarse con mucha más agilidad y eficiencia haciendo uso de la tecnología.

3.Creación de una plataforma

Una plataforma única que facilite los procedimientos administrativos al incluir toda la información digitalizada y en línea que requieren los numerosos procesos o subprocesos, así como sus respectivos usuarios internos o externos.

4. Reforzar la figura de la administración

Es necesario profundizar y resaltar la función de los administradores.  Mejorar la formación en administración para preparar mejor a los equipos directivos para este tipo de trabajo.

5.Cambios institucionales inmediatos

La excesiva jerga legal impide una comunicación eficiente. Es necesario que los organismos correspondientes se dirijan a la escuela en términos sencillos para que sus circulares y actos administrativos se entiendan claramente.

Fuente: docentealdia.com