Casimiro Nemesio de Moya: primer cartógrafo de la República Dominicana

Casimiro Nemesio de Moya y Portes. General, ministro y candidato a la presidencia de la República Dominicana.

Nació el 19 de diciembre de 1849 en Santo Domingo, hijo del presbítero Dionisio Valerio de Moya y Padrón y Juana Carlota de Portes y Moya.

Recibió su primera educación como seminarista, pero abandonó los estudios para dedicarse a la política.

Miembro del partido azul, participó en las insurrecciones contra Ignacio María González en 1871 y 1876, alcanzando el grado de general.

En 1878 ocupó el ministerio de Relaciones Exteriores en el Gobierno Provisional de Cesáreo Guillermo, quien al asumir la Presidencia al año siguiente lo designó al frente de Interior y Policía, cartera que no quiso aceptar.

El padre Fernando Arturo de Meriño lo nombró canciller en su Administración y en las elecciones de 1882 figuró como candidato a la Vicepresidencia en la boleta encabezada por Ulises Heureaux.

Conocedor de sus aspiraciones presidenciales, Heureaux se presentó de nuevo como candidato en los comicios de 1866. Dado su talante liberal, la juventud del Cibao se puso al lado de De Moya, quien también optó por la Presidencia.

Semanas antes de celebrarse las elecciones, los partidarios de Alejandro Woss y Gil, quien ocupaba el cargo de Presidente por renuncia de Francisco Gregorio Billini y era un incondicional de Heureaux, persiguieron y encarcelaron a numerosos moyistas, impidiéndoles votar en varias poblaciones. Heureaux, que era ministro de Guerra y Marina, cometió fraude y salió elegido.

Los que apoyaron a De Moya se sublevaron con Benito Monción al frente, y aunque el candidato derrotado no deseaba ver al país envuelto en una guerra civil, tuvo que apoyarlos.

Durante varias semanas la lucha fue extremadamente violenta, muriendo en los combates más de 600 hombres. Heureaux empezó a perder terreno y, al darse cuenta de que no podría vencer a sus adversarios, solicitó un préstamo al comerciante español Cosme Batlle y sobornó a los principales generales adeptos a De Moya, quien tuvo que deponer las armas para evitar más derramamiento de sangre y salió del país.

Legalizadas las elecciones, Heureaux juró el cargo de presidente de la República por segunda vez el 6 de enero de 1887.

Desterrado en Saint Thomas, donde permaneció nueve años, De Moya se dedicó a estudiar la geografía de la República.

Fruto de ese interés realizó una tabla sinóptica de distancias entre las principales poblaciones del país y los puestos fronterizos, que publicó en aquella isla.

En 1895 aceptó un salvoconducto de Heureaux, convertido en dictador, y regresó a su patria.

Cuatro años después del asesinato de Heureaux, De Moya cooperó con el Gobierno de Horacio Vásquez.

Al producirse el 23 de marzo de 1903 un golpe de Estado contra el Presidente, y siendo gobernador de la ciudad de Santo Domingo, se levantó en armas para restablecer a su jefe en el poder, pero ante el empuje arrollador de los revolucionarios tuvo que retirarse de la lucha.

En 1905 imprimió un mapa de la isla de Santo Domingo que había comenzado en su exilio en Saint Thomas y se consagró a investigar el período colonial.

Participó en las mediciones de varias de las calles de Gascue, actividad que realizó al servicio de Enrique Henríquez, uno de los grandes propietarios de tierra de la ciudad de Santo Domingo.

Realizó el primer plano detallado de la ciudad de Santo Domingo en 1900, pero no fue hasta 1905 cuando fue publicado. Casimiro de Moya además diseñó el Escudo de la Bandera Dominicana el cual fue oficializado por el presidente Adolfo Alejandro Nouel en el año 1913, también hizo la tabla de distancias en kilómetros.

Conocido como el Mapa de Moya, oficialmente adoptado por resolución del Congreso Nacional Dominicano el 18 de mayo de 1905. Este mapa fue impreso en la Habana, Cuba, en 1906. Ofrece una visión detallada de la isla incluyendo la ciudad de Puerto Príncipe y la ciudad y los contornos de Santo Domingo. Fue en su momento un mapa exclusivo dado la división de la isla en dos Repúblicas; la costumbre era hacer el mapa de cada nación por separado. Fue considerado con una ejecución patriótica por la luz que arrojó sobre los límites fronterizos.

Murió el 27 de mayo en su ciudad natal a los 66 años de edad.

Una calle del sector de Gazcue, que va desde la Osvaldo Baez , hasta la Hermanos Deligne, fue nombrada en su honor.

Bibliografía activa

Mapas de la Isla de Santo Domingo y Haití, 1905.

Bosquejo histórico del descubrimiento y conquista de la isla de Santo Domingo, 1913.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *